scorecardresearch

Borrón y cuenta nueva

J. M. Loeches
-

Lucas Búa acumula ya un mes de preparación de la nueva temporada tras un 2021 en que reconoce que se presionó demasiado

Borrón y cuenta nueva - Foto: Club Atletismo San Ildefonso

Lucas Búa ya solo tiene la mente enfocada a 2022. Este año es historia y para el que viene, el atleta toledano confía en dejar atrás los malos momentos para recuperar definitivamente el nivel que le puso en la primera línea de la velocidad española. Su 'pinchazo' en el Campeonato de España al aire libre y el fiasco de quedarse fuera de los Juegos Olímpicos fueron una piedra enorme encima que el del FC Barcelona se ha tenido que ir quitando poco a poco.

«Acabé muy desanimado, así que intenté desconectar lo máximo posible porque no tenía ninguna motivación», reconoce Búa, que considera que se presionó «de más» y eso le llevó «a no cumplir los objetivos», dentro de una llucha interna en la que «tuve que pegarme con la cabeza», como él mismo añade.

Desde luego que la pandemia tampoco le ha ayudado al capitalino en su progresión dentro de los 400 metros. En 2019 arrastró una lesión que no le dejó rendir de forma óptima y, justo cuando empezaba a correr a gusto, y sin molestias, llegó el confinamiento. «Perdí ritmo de competición y empecé verme muy tenso; no me reconocía», confiesa el velocista.

Además, sus actuaciones con el relevo 4x400 español tampoco le consiguieron encauzar por la ausencia de resultados. «Fue un palo tras otro, hasta que encima los seleccionadores perdieron la confianza en mí», argumenta. De hecho, en uno de los intentos de alcanzar la marca para clasificarse para los Juegos de Tokio, el toledano llegó a formar parte del equipo B de España y no del A.

Desde luego que esta oportunidad olímpica le duele a Lucas Búa, pero ha conseguido pasar página para escribir la de 2022, de nuevo pensando en el reto de llegar a París 2024. Será un año cargado de competiciones, con Mundiales en pista cubierta y al aire libre y Europeo al aire libre. Además, el calendario llega también con los Juegos Mediterráneos, otra opción más para sumar internacionalidades.

El alteta del FC Barcelona reconoce que ya ha conseguido «disfrutar de los entrenamientos», algo que hace tiempo que no hacía. No será hasta enero cuando arranquen las competiciones de pista, aunque parece que entre los planes del toledano está buscarse pruebas en el extranjero para tener pruebas en las piernas. De momento, en diciembre, tiene pensado probar en los 800 metros. «Dicen que por mi forma de correr puede venirme bien, así que le daremos una oportunidad a la distancia», asegura.