La reforma del Puente de Hierro se licita por 488.000 euros

Leticia G. Colao
-

Se llevarán a cabo trabajos de reparación y pintado de la estructura metálica así como de la calzada, y se limpiarán los grafitis. Durante las obras, se mantendrá siempre un carril abierto

La reforma del Puente de Hierro se licita por 488.000 euros - Foto: Manu Reino

Los trabajos de remodelación y conservación del Puente Reina Sofía han salido a licitación por 488.812,74 euros, dividido en dos ejercicios presupuestarios, y un periodo de ejecución de ocho meses. Así aparece reflejado en la Plataforma de Contratación del Sector Público a través de la Secretaría General de la Consejería de Fomento de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, pocos días después de que así lo anunciara el consejero del área, Nacho Hernando, en su primera visita al Ayuntamiento de Talavera. Hernando puso estas obras como ejemplo del «inicio de una nueva etapa de progreso de Talavera, de la mano de su alcaldesa y de los agentes sociales que están colaborando» y aseguró que empezarían antes de acabar 2019.
El procedimiento a seguir será abierto simplificado, mediante tramitación ordinaria y la presentación de la oferta, hasta el próximo 4 de septiembre, será electrónica. Según recoge el pliego de condiciones, el precio será el único criterio de adjudicación para determinar la mejor oferta.
En el expediente de contratación  se justifica la «necesidad» de esta intervención para adecentar y conservar adecuadamente el Puente Reina Sofía -también conocido como Puente de Hierro- perteneciente a la carretera CM-9429, que une la Ronda del Cañillo con la N-502/CM-4102 en Talavera. En el mismo, se asegura que el estado de conservación del puente es bueno, presentando únicamente algunas zonas deterioradas por el óxido, así como acumulaciones de material terroso bajo el tramex en las vigas de borde. También presenta grafitis en zonas puntuales de estribos y pilas.
El elemento más sensible de esta simbólica infraestructura para la ciudad de Talavera, que ya ha cumplido un siglo, es el tirante de viga principal, que debe pintarse cada década, con una operación tan sencilla como levantar el acerado del tramex; así como realizar pinturas anuales con aire comprimido para evitar acumulaciones prolongadas de residuos, gérmenes potenciales de la corrosión.
En cuanto al firme de la calzada, presenta peladuras situadas en la parte exterior de la calzada, además de baches muy localizados.
Por todo ello, las actuaciones que se proyectan son levantado del tramex lateral y limpieza del material suelto situado sobre las vigas del borde del tablero; enderezado de perfiles metálicos que se encuentran doblados y preparación de la superficie metálica, mediante el rascado y lijado de los óxidos. También se procederá a pintar la estructura metálica del puente, con pintura al esmalte de color rojo rubí sobre una imprimación de minio o antioxidante y la pintura de la barandilla metálica del puente, mediante pintura al esmalte de color negro y limpieza de grafitis.
En la calzada, se llevarán a cabo tareas de fresado y reposición con mezcla bituminosa en caliente de cinco centímetros de espesor de los baches existentes y se aplicará una lechada bituminosa (slurry) a la calzada de la estructura.