«Si se cumpliera la ley se evitaría el 99% de accidentes»

I.G.Villota
-

CCOO estima 20 muertes laborales en la región este año y rechaza que se responsabilice a los trabajadores de los siniestros. «Bastante tienen con llevar de comer a sus hijos»

«Si se cumpliera la ley se evitaría el 99% de accidentes» - Foto: Ángeles Visdómine

Las escalofriantes cifras de muertes y accidentes en el trabajo, tras un junio negro, han provocado la movilización de las organizaciones sindicales, tras convertirse Castilla-La Mancha en la región que lidera el ranking nacional en esta materia. Un intolerable número uno. Por la mañana UGT convocaba una concentración en Toledo a las puertas de la sede de la Patronal toledana y por la tarde era CCOO el sindicato que se concentraba en la céntrica plaza de Zocodover para pedir el cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales y clamar soluciones para evitar que más personas pierdan la vida cuando intentan ganársela.
Unas 200 personas acudieron a la convocatoria sindical, encabezada por el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, el responsable provincial, José Luis Arroyo, así como el presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes Laborales de Toledo (Asvalto), Manuel Prior, quien mostró su indignación por la situación vivida en la provincia y en el conjunto del país. «Los trabajadores no les importan nada, ni a los empresarios ni a las administraciones», censuró. «No queremos lamentaciones, queremos prevención», dijo.
Por su parte, Paco de la Rosa evidenció que «si se cumpliera la ley en las empresas se evitaría el 99 por ciento de los accidentes de trabajo», unos siniestros cifrados, según los datos que maneja el sindicato, en una veintena en lo que va de año, duplicando los registrados entre enero y abril.
El responsable sindical rechazó con vehemencia que se responsabilice a los trabajadores de los accidentes. «Los responsables son exclusivamente los empresarios, que deben cumplir la ley. Hablamos de responsables y no de culpables, porque no queremos criminalizar», aseguró.
De la Rosa clamó contra la ausencia de medidas preventivas, abogó por la necesaria presencia de un delegado público que vigile la seguridad laboral en las pequeñas y medianas empresas y recogió el guante del Gobierno regional para aprobar un plan de choque contra la siniestralidad en el trabajo.
«No hay un solo trabajadores que se levante queriendo perder la vida en el trabajo. Es una afirmación peligrosa», recalcó De la Rosa, quien incidió en que «bastante tienen con llevar de comer a sus hijos», rechazando el «corporativismo» empresarial.
Mientras tanto, Arroyo apuntó que los datos demuestran que los accidentes de trabajo «no solo se están produciendo como una consecuencia del incremento de la actividad productiva» sino que se registran por «el desarrollo de una actividad productiva en condiciones precarias». «Hay una falta clara de medidas de seguridad», insistió el responsable sindical.
Prior, de Asvalto, insistió en que «son demasiados los empresarios que incumplen la normativa» y lamentó estas muertes «invisibles» para Patronal y administraciones.
Este viernes. El Gobierno de Castilla-La Mancha reunirá este viernes a la Comisión regional de seguimiento de prevención de riesgos laborales.  Así lo indicó al inicio de semana la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.
«Queremos analizar la situación, poner medidas sobre la mesa y seguir avanzando en el acuerdo estratégico de prevención de riesgos laborales que el Gobierno regional suscribió con los agentes sociales», comentó la titular de Economía, quien lamentó cualquier accidente laboral.
«Observamos la situación con consternación», lamentó Franco, quien recordó que el objetivo del Ejecutivo de Emiliano García-Page «es la siniestralidad cero».