Apenas 40 personas se concentran por la sanidad pública

A.D.M.
-

La movilización respondió a las convocatorias en toda España por la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad. Reivindican el fin de las subvenciones a servicios de hospitales privados, la apertura del nuevo hospital y apoyos al personal sanitario

Apenas 40 personas se concentran por la sanidad pública - Foto: Yolanda Redondo

Alrededor de cuarenta personas, concentradas en el parque de Aquisgrán, frente a la entrada de urgencias del Hospital Virgen de la Salud, se sumaron ayer a la convocatoria de la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS), responsable de la organización de acciones similares en cuarenta ciudades de España. El colectivo, que agrupa a casi doscientas organizaciones, entre ellas plataformas vecinales y partidos políticos, protesta tanto para reivindicar una sanidad verdaderamente pública como para que sean derogadas medidas como la Ley 15/97 y el artículo 90 de la Ley General de Sanidad, que permiten la prestación de servicios por parte de empresas privadas dentro del servicio nacional de salud.
Lemas como «La sanidad no se vende, se defiende», «Solo el pueblo organizado salva al pueblo» o «Fuera empresas de la sanidad» fueron coreados ante la vigilancia de varios agentes de Policía Nacional. «Queremos que la sanidad sea pública de verdad y que tenga mayor relevancia que los presupuestos militares, que no dejan de crecer -otra de las consignas de quienes participaron en la concentración era «Presupuestos militares para escuelas y hospitales»- mientras la sanidad pública va perdiendo». 
María Teresa Pantoja opina que la situación que permitió subvencionar servicios de los hospitales privados a través de la Ley 15/97 no ha hecho sino beneficiar a estos, aumentando cada vez más las derivaciones de pacientes. «Mientras, al mismo tiempo, en Toledo se han ido cerrando plantas de hospitales». Esta situación, sin embargo, no sucede solo en Toledo. «Por eso hemos decidido sumarnos a la convocatoria estatal», afirma Pantoja, que lamenta la falta de apoyo de las agrupaciones políticas que a priori deberían defender la sanidad pública mientras levanta una pancarta con las siglas del Partido Comunista de los Pueblos de España. «Esto no es cuestión de que haya un Gobierno de un color u otro, sino de que la sanidad de todos ocupe dentro del PIB el lugar que le corresponde», añade. «Habrá formaciones que tendrán que sumarse antes o después, porque solo desde un frente común podremos salvar la sanidad pública».
En el caso particular de Toledo, no obstante, la apertura del nuevo hospital es otra de sus reivindicaciones. «Que se abra de una vez, porque llevamos hablando de él prácticamente una década», señalaba María Teresa Pantoja a apenas unos metros de distancia del complejo hospitalario al cual el nuevo complejo habrá de sustituir.
Los participantes en la convocatoria, para finalizar, temen por la situación profesional de muchos profesionales de la sanidad, y «que se utilice una supuesta crisis para aún empeorar todavía más las condiciones de la sanidad pública». Y es que la crisis del Covid-19, consideran, «nos ha puesto contra la pared y nos ha enfrentado con la sociedad».
Coincidió con Teresa Pantoja la lectora de un comunicado en nombre de todas las personas concentradas ayer en el parque de Aquisgrán, quien manifestó ser «personal sanitario» y acudir al encuentro «no en el nombre de ningún partido ni sindicato», aunque sí como directiva de la asociación de vecinos La Voz del Barrio, de Palomarejos. Agradeció el apoyo de todos y pidió mejores condiciones para los trabajadores que día a día han de enfrentarse a la pandemia, reivindicando no solamente equipos de protección individual para los sanitarios, sino convocatoria de oposiciones para que muchos de ellos puedan seguir desarrollando sus carreras profesionales.