Magán cree que la falta de puntería les está condenando

J. M. Loeches
-
Magán cree que la falta de puntería les está condenando - Foto: Yolanda Redondo

El técnico del Bargas FS espera que cambie la tendencia este sábado en la cancha de un Pinatar que acumula nueve jornadas sin conocer la derrota

El Bargas FS no ha comenzado con buen pie la segunda vuelta. El conjunto de Ángel Magán cayó en casa frente al CD El Valle y su entrenador reconoce que estuvieron «apáticos», sobre todo en la segunda parte, así que dejaron en bandeja los tres puntos al cuadro madrileño. Y es que, varios errores no forzados y la falta de eficacia de cara a la portería contraria, están condenando esta temporada a los rojillos.
Todo ello con un tramo de campaña por delante que se avecina complicado. Para empezar, este sábado a las 19:00 horas, el cuadro toledano tiene que visitar al Zambú Pinatar, uno de los conjuntos más en forma de este Grupo IV de Segunda B. El cuadro murciano acumula nueve jornada sin perder, en las que ha sumado ocho triunfos y un empate. Magán espera que «la décima sea la vencida» y a ver si lo que perdieron en casa el sábado pasado se pueda ganar a domicilio.
Recuerda que en el partido de la primera vuelta, en El Balcón, el resultado final fue de 0-0, en un encuentro en el que «se escaparon vivos», agrega el técnico. Es otro de los conjuntos que no pudo ganar en Bargas pero que seguro les va a poner en muchos aprietos este fin de semana. Con problemas para convertir las ocasiones de gol, parece que el Bargas FS intentará cambiar su forma de juego: «Quizás haya que morder en defensa».
Volviendo al encuentro ante El Valle, Ángel Magán sigue sin entender cómo regalaron los primeros goles, hasta un 0-3 que «nos hizo reaccionar», sigue diciendo. El conjunto toledano consiguió igualar en tres minutos jugando de cinco y el entrenador decidió seguir con el portero-jugador sobre la cancha, una opción que al final Magán cree que no fue del todo correcta, aunque en ese momento creyó que «con la inercia que llevábamos, era lo mejor». Se regalaron más goles hasta un 3-6 final que, a su juicio, «fue demasiado abultado».