La isla del Tajo incendiada tiene alto valor medioambiental

Redacción
-

Es una zona de nidificación de aves como la garza imperial, la garceta, las cigüeñas blancas, los martinetes o los avetorillos. Aún no hay un dato de la superficie quemada

La isla del Tajo incendiada tiene alto valor medioambiental - Foto: Yolanda Redondo

El último incendio en la ciudad ha afectado de lleno a una zona que cuenta con un alto valor medioambiental. Aún no hay datos oficiales de la superficie afectada por las llamas del pasado sábado, pero el origen del fuego está, según apuntan todos los indicios -pero a falta aún de los resultados de la investigación-, en una de las dos islas que hay en el río Tajo a su paso por Fábrica de Armas. Más exactamente a la que hay a la espalda del edificio Sabatini, en la zona más cercana a la presa de Azumel.
En ese entorno anidan una gran cantidad de aves, muchas de ellas recogidas en la Directiva europea de Hábitats (92/43/CEE) y de la Directiva Aves (2009/147/CE). Son las dos normas principales que establecen los requerimientos de protección y conservación de los hábitats y especies de mayor valor en el conjunto del continente  europeo.
Y es que, el tramo urbano del Tajo en Toledo mantiene importantes poblaciones de aves (anátidas y ardeidas, fundamentalmente) ligadas a las islas fluviales y a algunos de los sotos existentes.
La isla del Tajo incendiada tiene alto valor medioambientalLa isla del Tajo incendiada tiene alto valor medioambiental - Foto: VÁ­ctor BallesterosEntre otras, aparecen especies como las garzas imperiales (Ardea purpurea) las garcetas (Egretta garzetta), las cigüeñas blancas (Ciconia  ciconia),  los  martinetes  (Nycticorax  nycticorax),  o los avetorillos (Ixobrychus minutus), incluidas en el listado de especies para las que la Directiva Aves exige medidas de conservación especiales en cuanto a su hábitat, con el fin de asegurar su supervivencia y su reproducción en su área de distribución.
Aún es pronto para calibrar el impacto ecológico de las llamas en esa zona en concreto de la ciudad, aunque según los primeros datos se ha destruido bastante vegetación que servía para dar cobijo a muchas de esas especies de aves que anidan en la zona.
La investigación para determinar las causas del incendio, que se originó sobre las 17.07 horas del pasado sábado, según el Sistema de Información de Incendios Forestales (Fidias), y quedó controlado en torno a las 21.00 horas de ese mismo día, sigue su curso.
Las llamas comenzaron en la misma isla del Tajo donde los bomberos tuvieron que rescatar a un chico de 14 años. Dos bomberos resultaron heridos durante la evacuación del menor, que quedó ileso.
La Policía Nacional, encargada de la investigación, habló con el menor en compañía de sus padres, ya que el joven tenía información de primera mano sobre el origen del fuego.
A pesar de que quedó controlado el sábado, a las 8:30 horas del domingo las llamas se reavivaron y fue necesario actuar de nuevo en la zona con helicópteros.