La Biblioteca del Polígono reabre con éxito

A.D.M.
-

La sala de estudios ha limitado su aforo a un tercio del espacio total. Los materiales en préstamo, previamente desinfectados, solo pueden ser manipulados por los bibliotecarios

La Biblioteca del Polígono reabre con éxito - Foto: Yolanda Lancha

La Biblioteca de Santa María de Benquerencia ha reabierto sus puertas -instalada provisionalmente en el Centro Social (donde también se encuentra la Sala Thalía) hasta que finalicen las obras de su sede- con gran éxito entre sus usuarios. Durante toda la mañana fue constante el acceso ordenado de visitantes -especialmente para la devolución de préstamos que quedaron aplazados debido al confinamiento-, así como las llamadas de usuarios pidiendo información sobre horarios y condiciones de acceso.
Es distinto, por ejemplo, el acceso a los materiales en préstamo. Ahora los usuarios no pueden deambular libremente entre estanterías, sino que piden directamente el libro al bibliotecario. Los materiales devueltos, por otra parte, deben permanecer en cuarentena -dos grandes cajas de cartón llenas ayer, en solo una mañana- durante dos semanas. La sala de estudio también ha abierto sus puertas, aunque con aforo reducido a un tercio y limitación de tiempo.
Por el momento siguen suspendidos los servicios en red entre las bibliotecas municipales y la Biblioteca de Castilla-La Mancha, algo que se prevé recuperar en las próximas semanas. 
Así mismo, desde el Ayuntamiento, el concejal de Cultura, Teo García, confía en que el acceso a las bibliotecas de la ciudad aumente a lo largo de la semana y que el éxito que ha tenido la reapertura de la Biblioteca de Santa María de Benquerencia se extienda a otras como las de Santa Bárbara o Buenavista.
CENTRO sOCIAL. El éxito de la Biblioteca del barrio del Polígono es mayor, si cabe, teniendo en cuenta que su actual ubicación es provisional, debido a las obras en su sede permamente. Gracias a su instalación en los espacios del Centro Social de Santa María de Benquerencia, a donde se trasladó la Biblioteca el pasado diciembre, ha aumentado, de hecho, el número de usuarios, ya que muchas personas que acudían al complejo a realizar algún trámite aprovechaban para sacarse el carnet.
«Afortunadamente, los dos edificios son vecinos, de manera que no ha habido que padecer muchas molestias». Aún es pronto para saber cuándo finalizarán las obras, que empezaron en febrero e iban a durar seis o siete meses. Su finalización, en este sentido, podría quedar resuelta a comienzos de 2021, realizándose el traslado durante la próxima primavera.
NOVEDADES EDITORIALES. Los usuarios que en los próximos días vuelvan a la Biblioteca de Santa María de Benquerencia tendrán a su disposición las novedades editoriales del pasado mes de marzo, cuando se inició el confinamiento. «La vida de las bibliotecas sigue», comentan desde el centro. Entonces acababan de llegar hasta las instalaciones provisionales del Centro Social varios títulos de novela histórica, un género especialmente demandado por los lectores del barrio del Polígono. Uno de ellos es la última novela de Santiago Posteguillo, Y Julia retó a los dioses (Planeta, 2020), ambientada en época romana. Entre las novedades hay también varios libros del escritor italiano Matteo Strukul, como el fin de su tetralogía sobre los Medici y el inicio de su nueva saga, dedicada al personaje de Giacomo Casanova. Otro de estos autores es Conn Igulden, del que acaba de aparecer la edición española de El Halcón de Esparta.
También hay disponibles varios títulos infantiles, especialmente los destinados a los usuarios más jóvenes de la Biblioteca. No en vano, uno de los servicios más aplaudidos por los vecinos de Santa María de Benquerencia es la nueva ‘bebeteca’, cuya intención es fomentar el hábito lector desde edades cada vez más tempranas y que cada vez va siendo más amplio.