El CD Toledo rifa el liderato

J. M. Loeches
-

Al conjunto de Manu Calleja le faltó contundencia en las áreas y cedió frente al Tarancón. Si el Guadalajara gana mañana al Torrijos, perderá el primer puesto

El CD Toledo rifa el liderato

El liderato está en riesgo. Si el Guadalajara es capaz de ganar al CD Torrijos, el CD Toledo perderá tal privilegio. Pero lo peor de la derrota en Tarancón es que defensivamente, el equipo de Calleja no fue el equipo reconocible de siempre. Cedió por no ser contundente atrás y tampoco delante. Porque ocasiones hubo y de haber introducido alguna más, el desenlace hubiera sido otro. Eso, ante un cuadro conquense muy metido, muy motivado y preparado para la pelea.Segundo párrafo con sangría en el texto a seis columnas.
La entrada al partido no fue mala. Sin poder controlar en exceso por el estado del terreno de juego, el CD Toledo sí que estuvo alejado de su área en los primeros minutos y enlazó dos o tres llegadas a la portería. De hecho, solo se habían consumido unos segundos cuando un centro peligroso al segundo palo no lo pudo rematar en condiciones Renato.
Titi fue el protagonista durante el siguiente rato, con una incursión por el costado derecho que al final terminó en córner. Tras el saque desde la esquina, saltó todo el mundo menos el africano, al que le bastó orientar la cabeza para marcar el primero. El tanto calmó bastante los ánimos verdes y el CD Tarancón fue ganándole terreno a los de Calleja. Como pudo, el conjunto de casa fue entrando por un lado y por otro hasta que en una acción aparentemente sin camino fructuoso, se la dieron atrás a Mario, que se sacó un latigazo con la zurda imparable para Olmedo. Para Olmedo y para el que estuviera en la portería.
El CD Toledo acusó bastante el golpe y no se terminó de recuperar. Diez minutos después, el guardameta de Cobeja tuvo que salir a la desesperada para tapar un balón en profundidad a Jorrín con el que el argentino ya se relamía. Pasada la media hora, fue Neila el que probó suerte con un tiro duro con la derecha al que respondió Olmedo de nuevo con las dos manos. Titi parecía haberse lesionado pero siguió en el campo. El control y las ocasiones eran el Tarancón, aunque Álex Jiménez lo intentó con la pierna izquierda en un mal bote que estuvo cerca de engañar a Ortigosa. Y la primera parte se cerró con una falta del que sabe tirarlas. Y esta vez, por centímetros, Álvaro Antón se topó con la cruceta, ya con el portero rendido.
La tendencia después del descanso no cambió. Calleja paró la permuta de Cortell por Titi y el Tarancón salió decidido a marcar el segundo. Es verdad que Titi, en un balón largo después de un córner, pudo haber burlado la salida de Ortigosa a casi el medio campo, pero no supo qué hacer, pero de tanto quererlo, lo hizo. Fue en una jugada por la izquierda que acabó rematando a las redes Christian Beltrán. Ahora sí. Cortell por Titi para buscar otra cosa. Más control. Más presencia arriba. Más orden. Jorge Cañete también movió ficha y rozó el tercero en el minuto 65 con una falta lateral que remató a bocajarro Corral y que Olmedo tuvo que repeler.
La escuadra de Manu Calleja fue ganando un poco de posesión y buscaron la manera de hacer daño porque mediante la combinación, llegar al área fue misión imposible. Con faltas hubo empuje, pero la concentración y la chispa seguía en poder de los taranconeros. La entrada de Mario García por Pituli le vino bien al CD Toledo. Al menos metió al rival atrás. En una arrancada por la izquierda, Rubén Moreno centró a la cabeza de Mario García, pero el gaditano tuvo la mala suerte de rematar a las piernas de Ortigosa. Era muy clara. Entre provocaciones de la grada por supuestas faltas y que el físico ya estaba en ‘batería baja’, el partido se metió en la recta final sin jugarse nada. Pero el no hay que fiarse de la calidad de un equipo que es capaz de sacar un pase al área que remató Álex Cortell y que sacó hacia arriba el portero.
Seguidamente, ya en el último minuto, con el equipo toledano abierto, Michael se quedó solo delante de Olmedo y, con un leve toque, salvó la salida del portero para anotar el 3-1. Pudo ser penalti y roja al cobejano, pero el que enfiló el túnel de vestuarios sin cumplir el descuento fue Rubén Moreno, con un pinchazo. Y la gestión del epílogo no pudo ser más pésima con la segunda amarilla de Traoré.