Aumentan un 14% las denuncias por violencia de género

MG
-

Los juzgados han recibido 502 denuncias entre enero y marzo, 60 más que hace un año. Los jueces acordaron un 62,5% de las órdenes de protección solicitadas en el primer trimestre de 2019

Aumentan un 14% las denuncias por violencia de género - Foto: Á“scar H. Fraile


La estadística sobre violencia de género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) salió publicada el 17 de junio, un lunes cualquiera del calendario, aunque marcaba el inicio de una semana negra porque tres días más tarde se localizó, tras la confesión del asesino, el cuerpo de una mujer que llevaba desaparecida meses. Tampoco la semana anterior fue mucho mejor. También se produjo un asesinato y los bomberos se encontraron el cadáver de una mujer de 49 años y el de su pareja, que pudo asesinarla antes de quitarse la vida.
La violencia de género continúa  golpeando el calendario habitualmente. Por este motivo, desde el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género se anima a denunciar y a dejar un lado el silencio. Es más, el 70% de las víctimas «acaban con las cadenas de violencia» porque se atreven a denunciar y su caso se eleva a los juzgados. Sin embargo, también las cifras reflejan datos escalofriantes. El 80%del millar de mujeres asesinadas no había denunciado.
En este caso, los tribunales de la provincia de Toledo han recabado 502 denuncias en este primer trimestre de 2019, unas 5,5 diarias y un 14% más que en el mismo periodo de 2018. Los datos varían si se analiza respecto al cuarto trimestre de 2018, que recibió 523 denuncias, 21 más que de enero a marzo de este año.
Las administraciones lanzan campañas y trabajan para visibilizar la violencia de género y para que las mujeres rompan su silencio y se atrevan a denunciar. Si bien, son muy pocas las que se acercan directamente a los juzgados. Entre enero y marzo únicamente lo han hecho una docena, un 50%menos que durante el cuarto trimestre de 2018.
En este sentido, ocurre lo mismo  con las denuncias interpuestas directamente por los familiares, puesto que todavía son casos contados a pesar de la insistencia del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género de la necesidad de mayor implicación del entorno. Ahí las cifras no son muy halagüeñas tampoco, ya que únicamente hay  57 demandas que han sido interpuestas por los familiares en el primer trimestre de 2019.
Por tanto, la mayoría de las denuncias procede de atestados policiales con intervención directa de la víctima. En este caso, se computan 374. Además, se ha contabilizado un total de 475 mujeres víctimas de violencia de género, de las cuales 347 son españolas y 128 extranjeras.
La tipología del delito en este primer trimestre es la misma que en periodos anteriores porque casi todas las denuncias se interponen por lesiones y malos tratos. Se contemplan 547 delitos en la provincia de Toledo, de los cuales 78 proceden de otros órganos judiciales También se han abierto 168 diligencias urgentes que se resolvieron con rapidez.
medidas. Las órdenes de protección son las medidas más solicitadas, pero no suelen acordarse en todos los casos. En este primer trimestre de 2019 se incoaron 131 y se concedieron el 62,5% de las órdenes. La cifra se sigue manteniendo a lo largo de los meses porque hace un año se solicitaron dos órdenes más y se acordó una más.
Esta estadística trimestral también muestra una bajada del número de mujeres que se acoge a al derecho a no declarar. A pesar de que sea una acción legal los operadores jurídicos muestran su preocupación, sobre todo, porque la negativa de la víctima termina por dar al traste con el proceso judicial.
Aunque en la provincia de Toledo los datos no suelen ser muy significativos, lo cierto es que en el primer trimestre del año se contabilizaron 14 renuncias, siete menos que en el trimestre anterior.

 

Los tribunales toledanos condenan al 75,6% de los enjuiciados por casos de violencia contra la mujer


Los datos no dan lugar a dudas. La violencia de género continúa siendo una lacra y un problema preocupante en nuestro país a pesar del Pacto de Estado, de las medidas preventivas y del apoyo social. Ante esta situación, la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, tiene claro «que no es posible permanecer al margen ni buscar equidistancias cómplices». Y el mensaje es claro: «Necesitamos acabar con las cadenas de la violencia».
Una vez más, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha publicado recientemente la estadística relacionada con la violencia de género del primer trimestre del año y arroja cifras llamativas. Sin ir más lejos, los juzgados de la provincia de Toledo han condenado al 75,6% de los enjuiciados entre enero y marzo. Un buen porcentaje que confirma que estos tribunales superan la media nacional, situada en un 68,6%, es decir, más de nueve mil fallos penales en esta dirección en España.  Además, los juzgados toledanos han dado un gran salto en un año, ya que en el primer trimestre de 2018 fueron condenados el 66,3% de los encausados por violencia de género, un porcentaje bastante modesto a pesar de la cantidad de denuncias recibidas.
Respecto a las condenas, también se puede extraer una tercera lectura menos positiva, ya que estos fallos penales han caído un 3,9%en relación al último trimestre de 2018. Si bien, todo indica que incluso estos porcentajes son aceptables porque se supera ese 68% de condenas entre los enjuiciados, el porcentaje que se toma como punto de referencia.
La estadística también refleja la nacionalidad de los procesados. En los tribunales de la provincia se refleja que el 72,4% de las condenas se dictan a enjuiciados españoles, frente al 85%, que mantienen nacionalidad extranjera. Sin embargo, los porcentajes no siempre se mantienen en la misma horquilla, ya que de octubre a diciembre de 2018 hubo más condenados españoles que extranjeros, un 83,3% de los primeros y un 70,8% de los segundos.
con y sin vínculo. El CGPJ también analiza habitualmente la relación que mantienen el acusado y la víctima. En este caso, en el 35,1% de los casos que han tramitado los juzgados de la provincia  eran pareja, en un 32,8% habían mantenido relación pero actualmente ya estaba rota. También se dan bastantes casos de violencia de género en matrimonios. La estadística refleja que en un 21,3% de los casos la víctima y el agresor están casados, mientras que en sólo un 10,6% ya no disponían de vínculo legal.
Desde el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género se valora el aumento general en las medidas legales y de protección, pero se considera que todavía queda mucho por hacer. En este caso, Carmona aconseja «seguir apostando por la visibilidad de la violencia de género acompañada por la prevención, la protección y el amparo a las víctimas». Ytodo ello sin perder de vista el Pacto de Estado de 2017, un instrumento con unas buenas líneas de trabajo marcadas para conseguir una sociedad «más justa y más libre».