Médicos y farmacéuticos piden extender el uso de recetas

Á.D.P
-
Médicos y farmacéuticos piden extender el uso de recetas - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Ambos sectores lanzan una campaña en favor del uso de prescripciones basadas en la regulación de 2010 para las medicinas que no costea la Seguridad Social

Los profesionales del sector sanitario que intervienen en el proceso de dispensa de medicamentos presentaron en la sede del Colegio Oficial de Médicos de Toledo una campaña para animar a la población a no solicitar medicinas sin el respaldo del documento correspondiente. La propuesta, bautizada como La receta médica es tu garantía, pretende «recordar la obligación de presentar la receta médica en la farmacia», según explicaron tanto la corporación de facultativos de la ciudad el como el Colegio Oficial de Farmacéuticos en una nota de prensa conjunta.
Ambos organismos colegiados reclaman «el cumplimiento de la normativa sobre receta médica, [ya que] además de ser una obligación legal, otorga garantía y seguridad tanto a los profesionales sanitarios, que intervienen en la prescripción y en la dispensación de medicamentos, como a los ciudadanos». Los medicamentos no financiados por el sistema nacional de salud son los protagonistas de una campaña que trata de reducir a cero su dispensa si no media la prescripción médica necesaria.
«Desde 2010 está aprobado un modelo, que no es el de la Seguridad Social, para los medicamentos que no están financiados», explicó Natividad Laín, presidenta del Colegio de Médicos de Toledo. El modelo de receta para este grupo de medicinas, disponible en el tradicional formato papel y también en soporte electrónico, «es muy parecido y está avalado por la Organización Médica Colegial y los diferentes colegios provinciales», añadió la doctora. La existencia de este recurso oficial «garantiza que el profesional que firma la receta es quien dice ser y tiene todos los requerimientos legales para prescribir lo que está prescribiendo».
Laín agregó que la mediación de la receta en la compra de medicinas «es la única forma de asegurar la identidad del profesional y la calidad de la prescripción». El colectivo de facultativos aludió a este proceso, en vigor desde 2010, como un «método de seguridad absolutamente necesario para el paciente». La galena mostró el deseo del gremio acerca del sistema de «implementarlo, de tal forma, que sea la única forma de prescripción». La campaña, que comenzará el próximo lunes y se alargará hasta el final del verano, busca divulgar un método que aún no ha conseguido implantarse de manera recurrente. «No siempre se prescribe así», cuenta Laín, quien exhortó a sus «compañeros médicos a que hagan las cosas bien».
Por su parte, la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, Ana María Rodríguez, se refirió a la «regulación que establece que todo medicamento ha de ir acompañado de prescripción» y cifró en alrededor del 15% el volumen total de ventas en las oficinas de farmacia que se producen a través de prescripciones «no del todo cumplimentadas». La representante del colectivo de boticarios recordó que sus afiliados «se ven comprometidos a realizar la dispensación» sin tener todas las garantías.
URGENCIAS. Diferente caso es el de los informes de alta emitidos por el servicio de urgencias. Aunque estos documentos no son recetas, tampoco el alta hospitalaria, sí gozan del valor suficiente como para garantizar el acceso a las medicinas necesarias. Según Laín se trata de «un problema sin resolver», aunque tanto los doctores como los farmacéuticos confirman que los pacientes acceden a la «medicación necesaria hasta que pueden encontrarla en su centro de salud». La jefa del Área de Farmacia del Sescam, Carmen Encinas, puntualizó que la prescripción que se realiza en ambos servicios forma parte de la historia clínica electrónica.