Mora sin Fiesta del Olivo por primera vez en su historia

La tribuna
-

El Ayuntamiento y los implicados en la organización han considerado que es la mejor opción puesto que las condiciones en las que podría celebrarse deslucirían la grandeza de esta fiesta.

Mora sin Fiesta del Olivo por primera vez en su historia

redacción / toledo
Suspendida definitivamente la LXIV Fiesta del Olivo. Así lo decidieron en la reunión celebrada ayer sábado en la Casa de la Cultura de Mora, dónde su alcalde, Emilio Bravo, reunió a la Comisión General de la Fiesta del Olivo (formada por las subcomisiones de Agricultura, Cultura y Desfile), las peñas de carroceros y las Reinas y Damas elegidas para esta edición.
La crisis sanitaria provocada por la Covid-19, ya provocó que el pasado 20 de marzo el Ayuntamiento de Mora decidiera «aplazar a otra fecha en la que pudiese celebrarse una vez mejorada la situación, como ya hicimos el pasado año por la celebración de las Elecciones Generales 2019».
Pero el aplazamiento ha pasado a suspensión. La reunión se ha celebrado a instancias del regidor moracho, ahora que nuestra provincia se encuentra en Fase 3 y cumpliendo con las recomendaciones en materia de prevención y seguridad para la celebración de este tipo de reuniones.  «La Fiesta del Olivo es una Fiesta de los morachos, y al igual que el pasado año queríamos escuchar a todos los implicados en la organización y desarrollo de los diferentes actos y eventos que se organizan en ella antes de tomar una decisión», apuntaba Bravo que, además, considera que «hemos tomado la mejor decisión posible, ya que nuestra Fiesta trasciende nuestras fronteras locales, provinciales y regionales, es una Fiesta que vivimos en la calle, en la que recibimos a miles de visitantes durante sus tres días de celebración». 
Y es que el alcalde de Mora reconoce que «la actual situación impide que se pueda celebrar la Fiesta del Olivo manteniendo su esencia, que no es otra que la reunión de miles de personas por las calles y plazas de Mora durante los tres días de Fiesta para celebrar el fin de la recolección de la aceituna».
Otra de las razones que se han dado y se han tenido en cuenta a la hora de tomar esta edición, es que ya estaban elegidas las Reinas y Damas, 18 niñas y jóvenes que merecen poder tener el protagonismo que tuvieron todas sus antecesoras, que están muy ilusionadas con poder representar a las mujeres morachas en todas las fiestas patronales como Santa Ana (26 de julio) o la Feria (15 de septiembre), citas que se ven condicionadas también por la actual situación. «Nuestras reinas y damas llevan mucho tiempo soñando con ‘su Fiesta del Olivo’ y merecen disfrutar de una Fiesta en toda su plenitud, sin restricciones como las que estamos sufriendo en nuestro día a día», comentó Bravo al respecto.
Además de los motivos de prevención y seguridad evitando aglomeraciones, y tras escuchar a los miembros de la comisión Organizadora, los carroceros, a las reinas y damas de la 64ª Edición, el Consistorio ha valorado otros posibles inconvenientes como son la pérdida del foco mediático y la repercusión que la Fiesta tradicionalmente tiene y que merece, o la posibilidad de que el número de visitantes se pudiera ver reducido drásticamente, algo que ha pesado mucho según ha indicado el alcalde de Mora. «Por respeto a las peñas y carroceros que trabajan durante meses para poder lucir sus carrozas en el Desfile» han decidido también suspender esta cita porque «no sería justo que todo ese esfuerzo se viese deslucido por esta circunstancia».
La tradicional Fiesta del Olivo, debería haber celebrado su 64ª Edición el pasado mes de abril, en concreto los días 25, 26 y 27 de 2020, tal y como anunció el Ayuntamiento moracho en la presentación de sus carteles anunciadores en el mes de febrero. Tras la entrada en vigor del Estado de Alarma se acordó aplazarla el pasado 20 de marzo con la esperanza de poder celebrarla en otra fecha. 
Sin embargo, las circunstancias no son nada favorables y ahora se suspende definitivamente hasta el próximo año 2021 para celebrarse en torno al último domingo de abril como es tradicional. «Ha sido una decisión muy difícil y meditada, ya que es la primera vez que la Fiesta se suspende. En sus 64 años de historia se había celebrado ininterrumpidamente, pero estoy seguro que el año próximo los morachos la cogeremos con el doble de ganas y la disfrutaremos de una manera muy intensa y especial», aseguró el regidor moracho.