scorecardresearch

Alfonso X contado desde la honestidad

Jaime Galán
-

El periodista e historiador, Adolfo de Mingo, presentó esta tarde su libro sobre el monarca. A la biografía ya conocida, aporta novedades. Entre ellas, su iconografía en siglos posteriores

Adolfo de Mingo junto a Milagros Tolón y Martín Molina en la presentación del libro.

El propio autor, Adolfo de Mingo, y compañero de La Tribuna, ha mencionado en varias ocasiones que él no era medievalista, sino que se tuvo que poner el mono de trabajo cuando le ofrecieron llevar a cabo este nuevo análisis acerca de la figura de Alfonso X 'El Sabio'. Y, ¿qué le ayudó a ello? Lo que él mismo traslada a sus alumnos de Historia del Arte para evaluar obras de siglos pasados: «El sentimiento de honestidad». 

Ese sentimiento es el que se autoinfluyó Adolfo de Mingo para escribir sobre un personaje del que solo tenía conocimientos de cultura general por su especial vínculo con Toledo. Un vínculo que, parece ser, no era tan idílico como se prometía. De Mingo explica que pese a haber nacido en Toledo «no guardaba una estrecha relación» con la ciudad imperial. Sí que lo hacía con el Convento de San Clemente, por el que ha explicado el autor, «el Rey sentía devoción», debido a que el mismo día de su nacimiento -23 de noviembre- se conmemora la festividad de San Clemente, en honor al Papa Clemente I. Mención por parte de Adolfo de Mingo ante las herramientas que ha encontrado en este convento para llevar a cabo su obra. Anécdota que llegaba tras destacar el autor su dedicatoria especial a Manuel Santolaya, arquitecto restaurador del templo de San Clemente y ex presidente del Consorcio de Toledo, que falleció por coronavirus este mismo año. 

Durante la presentación del libro, Martín Molina, coordinador de la programación de este Octavo Centenario del monarca, se refirió al trabajo de Adolfo de Mingo como una introducción y, posterior, seducción, a la figura desconocida de Alfonso X. Lo cataloga como un trabajo de divulgación que también «trae novedades de la mano de fuentes prestigiosas».

Esas novedades de las que hablaba Molina se dan en el tercer bloque del libro. Los dos primeros bloques son un repaso a su biografía, divididos en vida y obra, pero la tercera parte en cuestión se denomina 'El imaginario colectivo'. En ella, el autor centró su trabajo en la iconografía de Alfonso X. Para ser más exactos, en cómo le valoraron en los siglos posteriores hasta nuestros días. Sin olvidar el apartado audiovisual o cinematográfico,  una de las especialidades de Adolfo de Mingo. Al autor le sorprende que el Rey haya sido tan poco representado en la gran pantalla. Cree que se debe a que un personaje con tanta sabiduría «ha apabullado al sector del cine». Él matiza que su vida tiene momentos llamativos para escenificarlos:«al tratarse de un Rey que ajusticia a su hermano, al que su hijo se le levanta en armas o, incluso, al que se le abren las puertas del Reino de Murcia con solo 22 años».

RENACER DE LA CULTURA.La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, también presente en el acto, destacó que gracias a la vacunación podrá llevarse a cabo este octavo centenario y muchas más actividades. Tolón cree en el «renacer de la cultura».