Toledo sin adornos en el noCorpus

J. Monroy
-

Las calles del recorrido procesional lucen hoy sin toldos, tomillo, sillas, ni casi adornos. Los pocos existentes son por iniciativa privada. Muy diferente todo a lo que tendría que ser un jueves normal de la fiesta grande

Toledo sin adornos en el noCorpus - Foto: Yolanda Lancha

No, ni este jueves brilla más que el Sol, ni Toledo huele a tomillo. Sus calles no están colmadas de toledanos y turistas en su procesión universal. Tampoco ayer salió la tarasca, ni se inauguró el recorrido procesional, ni hubo verbenas y la gran fiesta que se acostumbra en la noche antes por las calles del Casco.
Este noCorpus que ha deparado 2020 se nota en las calles, en los balcones y hasta en la temperatura del Casco. Porque lo primero que se nota en sus históricas calles es la ausencia de toldos, que este año ni se han mojado, ni dan un respiro al calor, que afortunadamente aún no ha llegado.
El año pasado, la Junta Pro Corpus presumía de la llegada de  alfombras florales, o del avance del rojo burdeos para unificar la tonalidad de las distintas calles engalanadas para la ocasión. Gracias al trabajo de la escuela taller se colgaron 32 balconeras nuevas para la calle Cardenal Cisneros, tres grandes reposteros, cinco lámparas de inspiración visigótica, veinte antorchas de panoplia que aportaban «un aire medieval», cuatro faroles para Arco de Palacio, y salió a la calle una tarasca puesta a punto y restaurada.
Toledo sin adornos en el noCorpusToledo sin adornos en el noCorpus - Foto: Yolanda LanchaEste año no hay alfombra de tomillo, ni siquiera las sillas viejas atadas para guardar sitio. Nada de faroles y muy poquita decoración floral. De hecho, la poca decoración, reposteros acá y allá, son por iniciativas particulares.
Recorrido. Impresiona ver un día del Corpus con Delegación del Gobierno sin ellos, sin Zocodover de diario, sin decorar ni sentirse el corazón del bullicio. Tampoco el Ayuntamiento está adornado con sus colores habituales y los clásicos gigantones.
En el recorrido sin sombra, es cierto que se pueden encontrar algunas flores acá y allá en la calle del Comercio, quizás la más decorada por particulares. Allí todavía se puede apreciar algún repostero, pocos. En Trinidad se repiten, pero otros han sido sustituidos por banderas de luto.
Toledo sin adornos en el noCorpusToledo sin adornos en el noCorpus - Foto: Yolanda LanchaSe echa de menos las flores, los trabajos de floristas llegados de toda España en la puerta de la Universidad o en la plaza Mayor. También la iglesia de los Jesuitas vive un día cualquiera, sin la luz y los colores florales.
Alfileritos vive más flores y combinaciones particulares de banderas con crespón y reposteros. Echa de menos bullicio, faroles, toldos y colores, a la espera de que el próximo año toda la ciudad pueda recuperar el brillo de este su jueves.