Más de un millar de pasos por la vida

J. Guayerbas
-
Los más pequeños también participaron. - Foto: Yolanda Redondo

El arzobispo participa en la Fiesta por la Mujer y la Vida y agradece el apoyo de los más de 1.000 participantes. «Estamos felices, esta respuesta es de agradecer», dijo

Primera edición y primer éxito de la Fiesta por la Mujer y la Vida organizada por el Arzobispado a favor del Proyecto Mater, la iniciativa diocesana que trabaja desde septiembre a favor de la mujer embarazada en situación de riesgo.
Más de un millar de participantes recorrieron el kilómetro y medio de la Marcha por la Vida que tiñó de fucsia las inmediaciones del Paseo de Merchán. Entre los participantes, el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, agradecido por la respuesta que ha logrado esta primera convocatoria.
«Es muy de agradecer, estamos felices, contentos», indicaba el prelado para destacar que el Proyecto Mater «ha nacido desde abajo, desde la realidad de la Delegación de Familia y Vida y Cáritas con el apoyo de la Fundación COF y el Secretariado de Pastoral de la Salud, todo esto significa que hay mucha gente sensibilizada».
Para el arzobispo la jornada de ayer fue algo más que una carrera solidaria, «estamos viendo como se atiende un problema concreto con soluciones, hay solución para las madres que plantean una situación que la sociedad no llega a resolver», comentaba en relación a la ayuda que el Proyecto Mater presta a las mujeres que como explicaban desde la organización lo están pasando mal por haberse visto abocadas al aborto.
Por su parte, el director de Cáritas Diocesana, Antonio Espíldora, destacó el papel de esta institución de la Iglesia a favor de la mujer y de la vida. «Espero que la respuesta de hoy sea motivo de satisfacción para todas las mujeres que ayudamos y para todos los niños que pueden nacer gracias al Proyecto Mater», a lo que añadió, «estamos desbordados, hemos atendido a más de 100 mujeres y 22 niños han nacido gracias al Proyecto Mater, que la sociedad se vuelque así nos llena de satisfacción».
Además del arzobispo, entre los participantes se encontraba el vicario de Talavera de la Reina, Felipe García Díaz-Guerra, así como Emilio Palomo, Vicario de La Mancha, y Eugenio Isabel Molero, vicario de La Sagra.
Los grupos ‘Siete días’ y José Miguel Seguido pusieron música en directo a la jornada que finalizó en la Iglesia de Santiago el Mayor con la celebración de la eucaristía por la vida.

El arzobispo, ayer, junto a algunos de sus vicarios y colaboradores. Yolanda Redondo
El arzobispo, ayer, junto a algunos de sus vicarios y colaboradores. - Foto: Yolanda Redondo