María Ortega no descarta Río, aunque no es su prioridad

Sergio Miguel
-

La triatleta toledana, muy contenta después de imponerse en el Desafío Islas Cíes, dice que el principal objetivo para la próxima temporada es acabar con las molestias en la clavícula

María Ortega no descarta Río, aunque no es su prioridad - Foto: Yolanda Lancha

Recuperarse por completo se ha convertido en el objetivo número 1 de María Ortega. Y es que la triatleta viene de imponerse en el Desafío Islas Cíes del pasado fin de semana, un ‘medio ironman’ del que salió muy contenta no sólo por el triunfo, sino también por comprobar que su cuerpo es capaz de resistir exigencias y distancias más elevadas.
La toledana reconoce que «se trata de una victoria importante en una carrera muy larga, puesto que implica competir durante más de cuatro horas y media». Aunque la triatleta insiste en que «no es lo mío», ya sabe que «el cuerpo puede aguantar este tipo de distancias y me vendrá bien cuando me enfrente a triatlones de la modalidad sprint o la olímpica».
En su segunda experiencia en este tipo de pruebas, María Ortega ha llegado a la conclusión de que «se disfruta mucho y es una carrera menos agónica, porque al final cobra más importancia la capacidad de regular las fuerzas». En este sentido, considera que la clave en este tipo de citas pasa por «no pensar demasiado en lo que falta para terminarlas», al tiempo que añade que a ella le favoreció el hecho de que «tengo fondo de sobra después de haber entrenado con mucho volumen».
Este buen resultado, con todo, no le hace perder el Norte a la capitalina, puesto que insiste en que su temporada tiene las semanas contadas. En principio, «en octubre creo que acabaré, porque todavía me duele a veces la clavícula y lo prioritario es recuperarme por completo de la lesión».
Todavía no sabe a ciencia cierta cuáles serán las pruebas en las que tomará partido para cerrar la temporada, pero todo irá en función de cómo se vayan adaptando a sus planes de preparación. Sí es posible que corra «en Marruecos», donde se celebra el Triatlón Sprint de Larache, una competición enmarcada en la Copa de África y que se celebrará el 24 de octubre.

Nuevos Objetivos. Una vez finalice la temporada, será el momento para que María Ortega piense en la siguiente, aunque ya tiene unas pautas firmes que seguir para tratar de mejorar los resultados de la que está a punto de concluir. Sin duda, que le respeten las lesiones sería fundamental para estar a su mejor nivel, algo que no se ha dado en un 2015 aciago en cuanto a percances y en el que una fractura de clavícula le ha tenido parada varios meses.
Si todo transcurre con normalidad, la triatleta toledana quiere realizar una buena pretemporada que le lleve a competir «con garantías», en las pruebas en las que decida tomar partido. En cualquier caso, cambiará su mentalidad para no meterse tanta presión como este curso.
Para ello, en lugar de fijarse como un objetivo inamovilble sacarse el billete para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (Brasil), considera que «ahora me tengo que centrar en otras cosas». Esta aseveración no significa que renuncie a la cita más importante del próximo año, porque «no hay que descartarse hasta mayo, que es cuando se hace la selección final».
Sin embargo, sí entiende que la prioridad en este momento para ella está en recuperarse de «una lesión que todavía me molesta y es muy importante». Si no se encuentra en perfectas condiciones, tendrá prácticamente imposible luchar por los Juegos, por lo que su postura es lógica, dar pasos firmes para llegar más lejos.