Cs teme el cierre definitivo del campo de tiro de La Bastida

LT
-

El diputado provincial reclama al Gobierno de la Diputación Provincial que aclare si cerrará permanentemente estas instalaciones ante la incertidumbre de los tiradores

Cs teme el cierre definitivo del campo de tiro de La Bastida

El diputado provincial de Ciudadanos, Julio Comendador, exigió ayer a la Diputación Provincial que aclare si el campo de tiro de La Bastida cerrará definitivamente, tras la decisión del equipo de Gobierno de no abrir antes del 30 de septiembre, «con la consiguiente incertidumbre» de los 585 integrantes de la asociación de clubes Sánchez Infante.
Comendador recordó que el Boletín Oficial de la Provincia del pasado 22 de mayo, que contemplaba la progresiva reapertura de los centros dependientes de la Diputación hasta el próximo 30 de septiembre, apuntaba la posibilidad de adscribir a otros centros a los trabajadores que prestan sus servicios en el Campo de Tiro La Bastida, según informó ayer la formación naranja en una nota de prensa.
En este sentido, el portavoz de Cs se ha vuelto a hacer eco de las demandas de la asociación de clubes Sánchez Infante, cuyos responsables se han ofrecido incluso, mediante carta al presidente, a gestionar las instalaciones para evitar gastos a la Diputación, mientras llevan meses esperando una entrevista con responsables del equipo de Gobierno para afrontar las mejoras que necesita el recinto.
Para Julio Comendador, que ya presentó una enmienda a los últimos presupuestos de la Diputación Provincial para adecuar el campo de tiro, «resulta intolerable que el equipo de Gobierno juegue con casi 600 toledanos, que pueden perder su licencia por incumplir la periodicidad exigida para esta práctica deportiva, según consta en el Reglamento de Armas».
El diputado de Ciudanos recordó a continuación que el Club de Tiro La Bastida es también utilizado por guardias civiles, vigilantes jurados o cazadores, con lo que suma alrededor de mil licencias y lamentó asimismo el silencio de la institución provincial ante una situación que pone en riesgo no solo la práctica deportiva sino «el sustento de muchas familias, lo que es especialmente grave en esta época de crisis que vivimos».