Aumentan las intervenciones de bomberos en la ciudad

Mario G. Gutiérrez
-
Aumentan las intervenciones de bomberos en la ciudad

Respecto al año anterior en el primer semestre del año, se han producido un 6,5% más de actuaciones por parte de los bomberos de la ciudad

Con la culminación del primer semestre de 2019, es momento de hacer balance de cómo han sido las actuaciones que, desde el Parque de Bomberos de Talavera se han llevado a cabo.
En total han sido 369 intervenciones (frente a las 344 del mismo periodo en 2018), de las que 366 han sido en la ciudad y 3 han sido salidas a pueblos cercanos, en concreto  Pepino, Cazalegas y San Martín de Pusa.
Destacan las 35 actuaciones preventivas en retenes, pólvoras, ferias o pruebas de vehículos, los 78 incendios forestales, 25 urbanos, 14 en solares y parcelas  y 5 vehículos.
Pero no solamente las actuaciones de este cuerpo se limitan a subsanar daños ya ocasionados, sino que también a prevenir; como las 46 actuaciones para evitar el riesgo en la vía pública, mediante saneamiento de fachadas, retirada de elementos con riesgo de desprendimiento o las casi veintena de intervenciones para retirada de mobiliario urbano como contenedores o palmeras.
5 accidentes de tráfico, 9 aperturas de puertas e incluso 15 falsas alarmas son las salidas que desde este Parque de Bomberos se han llevado a cabo en el primer semestre de este año.
Aumento. Teniendo en cuenta los datos de los primeros 6 meses de 2018, vemos como han sido un total de 25 actuaciones más las que, desde el Parque de Bomberos de Talavera, se han llevado a cabo.
Casi un 6.5% más de avisos, respecto a un 2018, donde la mayor parte fueron ocasionados por riesgo en la vía publica, aperturas de puertas o retirada de mobiliario urbano.
Los incendios de pastos también ocasionaron actuaciones. Rozó el medio centenar de ocasiones las veces que hubieron de acudir los bomberos a controlar algún tipo de fuego en pastos.
fuego en Verano. Tal y como indica David Bernabé, jefe de servicios de extinción de incendios de Talavera, nos encontramos ante una situación para los próximos meses muy delicada.
 La escasez de lluvias, provoca que se tengan que extremar las medidas y el cuidado para que ningún despiste provoque un fuego. 
Un verano proclive al fuego, por el que ya están advertidos, tal y como se desprendió de la reunión con INFOCAM.
Todo ello unido a las altas temperaturas, crean un caldo de cultivo muy favorable para que se originen incendios.
Para ello, recomiendan seguir las indicaciones de los organismos públicos, y difundir las diferentes campañas de sensibilización que se están coordinado.
Además, Bernabé recuerda la prohibición de la JCCM de hacer fuego. Otro aspecto a evitar son las denominadas «quemas controladas» pues dadas las condiciones favorables para la expansión del fuego, es fácil que se produzca un descontrol que origine un siniestro.
Seguir las normas básicas, se antoja como fundamental para poder pasar un verano de la forma más tranquila posible, 
pues la mayor parte de los incendios se originan por imprudencias o descuidos, pues a menos que se la causa sea una catástrofe natural (tormenta eléctrica), son provocados, voluntaria o involuntariamente por la mano del hombre.