Hallan muertas a una madre y su hija en su casa de Yuncos

Álvaro de la Paz
-

Los indicios apuntan a la concatenación de muertes naturales, primero la hija y días después la madre, como causa del fatal desenlace. Las víctimas tenían 85 y 53 años respectivamente

Vivienda de Yuncos donde fueron hallados los cadáveres de una madre y su hija. - Foto: Yolanda Redondo

Los cuerpos sin vida de una madre y una hija, de 85 y 53 años respectivamente, fueron hallados en la noche del sábado en el domicilio familiar de ambas, en el número 4 de la calle Doctor Juan Francisco Higueras, en el zona centro de la localidad de Yuncos. Los dos fallecimientos se deben a causas naturales y estarían, a falta de la confirmación de las autopsias, separados en el tiempo. Según las fuentes consultadas, la más joven de las dos fue la primera en fallecer y como causa probable se apunta el infarto o alguna dolencia repentina similar. La pérdida de la hija, soporte de su madre, terminaría provocando el deceso de la más mayor, anciana en situación de dependencia y sin apenas movilidad. La falta de atención tras el súbito final de su hija y la imposibilidad de comunicarse con el exterior precipitaron la segunda defunción. Juana y Juani, así se llamaban madre e hija respectivamente, serán enterradas en el cementerio municipal en cuanto el juzgado que instruye sendas pérdidas lo autorice.
Desde hace varios años, la hija se encargaba de cuidar a la madre. Había dejado su trabajo y se dedicaba a tiempo completo a su progenitora. Ambas eran vecinas de Yuncos de «toda la vida», según explican desde el Ayuntamiento sagreño. La ausencia de la hija en su rutina habitual fuera del domicilio (hacer la compra y los recados) durante los últimos días llamó la atención de sus vecinos. Llevaban más de una semana sin cruzarse con Juani ni verla en los establecimientos que frecuentaba. Extrañados, avisaron a la Policía Local en la tarde de ayer. El servicio de emergencias de Castilla-La Mancha registró esa llamada sobre las 18.30 horas. Posteriormente, y tras no encontrar respuesta a las llamadas realizadas, el juzgado de guardia de Illescas emitió la orden de entrada a la vivienda autorizando el paso de la Guardia Civil. La Benemérita accedió a la casa, un edificio de planta única con patio trasero, en torno a las 21.00 horas.
Ninguno de los dos cadáveres mostraba signos de violencia visible. Todos los indicios apuntan a la concatenación de muertes naturales como causa para el fatal desenlace de ambas. Las fuentes policiales consultadas descartan la participación de una tercera persona y se rechaza la inhalación de humo o una mala combustión como origen de las muertes.
Ambas mujeres residían en el mismo barrio de Yuncos en el que lo habían hecho siempre. Se trata de dos vecinas conocidas en la localidad.
La alcaldesa de la localidad, María Jesús Gallego, se mostró conmocionada por la noticia y lamentó el trágico hallazgo. Buena parte de los convecinos de Yuncos se toparon con la luctuosa noticia conforme pasaba la mañana. El marido y padre de Juana y Juani falleció hace algunos años, después de que un camión lo arrollara fatalmente.