Hidalgo recuerda a PP que gastó de forma indebida 7 millones

La Tribuna
-

El concejal de Hacienda ha dicho que desde el PP «no han asumido responsabilidades» tras haber estado «ejercicio tras ejercicio utilizando el remanente de tesorería para gasto corriente»

Hidalgo recuerda a PP que gastó de forma indebida 7 millones

El concejal de Hacienda y Contrataciones y Seguimiento de Concesiones, Luis Enrique Hidalgo, ha querido recordar al PP que, cuando estaba al frente del Gobierno municipal, gastó «de forma indebida» 7,2 millones del remanente de tesorería. En nota de prensa, Hidalgo ha respondido a las declaraciones del portavoz del PP, Santiago Serrano, en las que ha asegurado que los socialistas están «intentando confundir a los talaveranos» con la liquidación del presupuesto de 2019, señalando que arroja una diferencia de tres millones de euros con respecto a un primer informe de Intervención, que se debe a la diferencia de cálculo de los derechos de dudoso cobro.
Hidalgo ha manifestado que «nada ha dicho todavía el señor Serrano del párrafo de la auditoría que dice que gastaron de forma indebida 7,2 millones de euros de remanente de tesorería», y que tuvo como destino gastos generales durante ejercicios anteriores.
El también teniente de alcalde ha echado de menos que desde el PP «no ha habido autocrítica, nadie que asuma responsabilidades», ya que parece que «están más preocupados de los titulares, igual que hicieron cuando gobernaron, queriendo pasar página a esta lamentable situación en la que han dejado las cuentas del Ayuntamiento».
En este sentido, ha reiterado que «la herencia es la que es, había un mal uso de los recursos municipales, recursos que salen de los vecinos y vecinas de Talavera y que el PP había aprendido a maquillar, convenientemente, para continuar ejercicio tras ejercicio utilizando el remanente de tesorería para gasto corriente».
El concejal de Hacienda ha vuelto a recordar al PP que la liquidación del presupuesto de 2019 es «el fiel reflejo de la situación económica que dejaron: un remanente de tesorería negativo por 4,4 millones de euros», un panorama que «hubiese sido peor si no hubiéramos hecho lo que había que hacer: contener el gasto en los 6 meses del ejercicio pasado en los que ya gobernábamos para devolver a Talavera a la senda del equilibrio».
En esta línea, ha continuado explicando que «es lo que vamos a seguir haciendo, con trabajo diario y silencioso, para conseguir el proyecto de ciudad moderna, sostenible y con oportunidades de futuro que queremos para todos los talaveranos y talaveranas».
Informe anterior a la auditoría. En relación al primer informe del interventor municipal, de la liquidación de 2019, ha recordado al portavoz del PP que «es anterior al informe de auditoría encargado por el Ayuntamiento tras la moción aprobada en el Pleno municipal» y presentada por el grupo Vox. En esta auditoría, ha recalcado, «ya se ponía de manifiesto la necesidad de ajustar a datos más reales los saldos de dudoso cobro», por lo que el interventor solicitó un informe a la Tesorería municipal y ésta «corroboraba esta necesidad de ajuste» y arroja una cifra que el interventor decide llevar a la liquidación de 2019 en un «informe definitivo».
«Esto lo sabría Santiago Serrano si en vez de funcionar con las indicaciones que le dan en las redes sociales se hubiese molestado en acudir al expediente que existe en el Ayuntamiento», ha subrayado.
Hidalgo la lamentado la pretensión del PP de Talavera para «confundir a los talaveranos y talaveranas con informaciones sesgadas sobre la deuda del Ayuntamiento y de la situación económica». Sin embargo, ha insistido en que «la realidad de las cuentas era otra muy distinta a la que nos contaban» en el mandato anterior, y era la de una «estrategia sin rumbo para esta ciudad».
El responsable del área de Hacienda ha apostillado que «tras 8 años de Gobierno del PP y 23 millones de euros de remanentes positivos (entre los años 2012 al 2018), en junio de 2019 veíamos como las cuentas municipales se encontraban casi a cero».
Sobre la situación que se encontró el equipo de Gobierno, Hidalgo ha expuesto que el 15 de junio de 2019 no se podían pagar las facturas a proveedores y empresas de la ciudad, «no había ni rastro de las inversiones financieramente sostenibles (que tenían que haber realizado con esos 23 millones) y tampoco se habían dedicado estos fondos a reducir la deuda del Ayuntamiento».