Una casa para el cernícalo primilla

Redacción
-

El Ayuntamiento de Madridejos ha colocado ya 11 de los 17 nidales diseñados para la cría de esta especie en un proyecto piloto que si tiene resultados positivos podría 'exportarse' a otros puntos de la provincia

Una casa para el cernícalo primilla

«El más pequeño de nuestros halcones  fue, hasta mediados del pasado siglo, un habitante frecuente de torres, cortijos, casonas, palacios y castillos situados en regiones dedicadas a la agricultura y la ganadería extensivas, en las que podía encontrar abundantes invertebrados con los que alimentarse. Las transformaciones sufridas por el campo español en las últimas décadas mermaron su hábitat y ocasionaron un acusado declive, aunque en los últimos años la situación de la especie parece haberse estabilizado tras verse favorecida por numerosas iniciativas y planes de conservación». Así describe SeoBirdLife en su guía de aves al cernícalo primilla que está encontrando aliados en la provincia de Toledo.
Recientemente, en Ajofrín, y gracias a un proyecto de reintroducción de esta especie de rapaz en la que participa el Gobierno regional a través del Centro de Experimentación de Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara y con  la colaboración del Ayuntamiento de Ajofrín y el asesoramiento de personal de la Fundación CBD-Hábitat, se colocaron en el llamado ‘jaulón de suelta’ tres polluelos cuyo cuidado  hasta que puedan emprender el vuelo corre a cuenta del personal del Ayuntamiento de Ajofrín.
Pero no es el único municipio en el que se preocupan por esta especie. Y es que en Madridejos, su Ayuntamiento, de la mano de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha instalado nidales para Cernícalo primilla.
El pasado día 19 de junio se colocaron un total de 11 nidales para Cernícalo primilla en los muros del cementerio de Madridejos coincidiendo con las obras de restauración de una parte del mismo.
En esta edificación, según detallan fuentes municipales, se encuentra la única colonia conocida de Cernícalo primilla en el núcleo urbano de Madridejos, con unas 8-9 parejas, que fue afectada por las obras de restauración en una parte de los muros que se encontraban con riesgo de derrumbe.
Una vez detectada la presencia de los primillas se colocaron en los nuevos muros nidales específicos para la especie que fueron facilitados por la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible de Toledo.
La colocación de estos nidales, confían desde el Ayuntamiento de Madridejos, «puede favorecer el reasentamiento futuro de las parejas que anidaban en grietas de los muros antes de su derribo, si como cabe esperar, regresan el año próximo para anidar».
El cernícalo primilla (Falco naumanni) es un pequeño ‘halcón’ migratorio de unos 200 gramos de peso. Está catalogado como especie Vulnerable y ha sufrido una gran disminución de sus poblaciones en Europa en los últimos 40 años.
Según el censo realizado en Castilla-La Mancha, se estima una población de 2.994 parejas de cernícalo primilla. La mayor población se encuentra en Ciudad Real, donde se concentra el 36% de la población detectada (1.086 parejas); le sigue muy de cerca la población de Toledo que acumula otro 30% de los efectivos (905 parejas) y entre ambas provincias acumulan más del 50% de la población autonómica (63%).
Se alimenta esencialmente de insectos y pequeños roedores por lo que es un ave muy beneficiosa para la agricultura como controlador de plagas. Anida principalmente en edificios en estado semiruinoso y edificios monumentales (bajo tejas, en grietas u oquedades en muros, etc).
 Sus principales amenazas son la destrucción de sus lugares de cría (edificaciones) por rehabilitaciones inadecuadas o demoliciones, el uso incontrolado de pesticidas que reduce su alimento y les intoxica y los cambios en el hábitat (plantaciones intensivas, destrucción de linderos y pastizales). Esto ha supuesto la desaparición de la especie en la mayoría de los pueblos en apenas 30-40 años, como casi ha sucedido en Madridejos, cuando en épocas pasadas era una especie muy común en la región.
Por ello, desde el Ayuntamiento de Madridejos, a través de su Oficina Verde, se quiere poner en valor el fomento y mantenimiento de la biodiversidad de la zona, destacando esta acción que trabaja en la línea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsado por las Naciones Unidas.
La instalación del primillar también ha contado con el asesoramiento y la colaboración de la Fundación CBD-Hábitat.
«Con la colocación de estos nidales se pretende impulsar el crecimiento de esta colonia que es una auténtica joya de los medios urbanos de cada vez menos localidades castellanomanchegas», resaltan fuentes municipales de Madridejos que adelantan que esta semana  se acometerán nuevas obras en otra parte de muro (que falta por reparar) y se incorporarán otros 6 nidales de dos modelos diferentes.
Así, con el proyecto se ha acometido la instalación de 17 cajas nido de dos modelos diferentes, especialmente diseñadas para la cría de esta especie.
Se trata esta de una experiencia piloto que si tiene resultados positivos se podrá tomar como referencia para poner en marcha en otros municipios.  A inicios de la próxima primavera se realizará el seguimiento de los nidales y se analizarán los resultados de esta nueva iniciativa.