Alonso y el «primer acuerdo» con los sindicatos municipales

C.M
-

La candidata del PP a la alcaldía aseguró que «el 100% de los representantes de la mesa» está de acuerdo en que «este asunto debe ser una prioridad» en la próxima legislatura

La sede ‘popular’ fue el lugar de la cita mantenida entre Claudia Alonso -acompañada por José López Gamarra- y los representantes sindicales de los trabajadores del Ayuntamiento -CSIF, SLP, UGT y CCOO-. El encuentro, en el que se abordaron los distintos asuntos relativos a las necesidades laborales de este colectivo, sirvió para que la candidata del PP a la alcaldía de la ciudad se comprometiera con ellos a «sentarme desde el primer día, a partir del 26 de mayo, con todos los representantes sindicales para redactar una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) nueva».
En este sentido, aseguró que en la reunión ayer celebrada «hemos conseguido el primer acuerdo con la mesa de funcionarios de Toledo» porque «todos han coincidido en la importancia de contar con una Relación acorde a las necesidades del servicio demandado por los ciudadanos del siglo XXI». Por ello, no dudó la ‘popular’ en adelantar «un segundo acuerdo» referido a que «la alcaldesa que espero ser va a ser la que lleve directamente estas negociaciones» ya que, sentenció, «yo no vengo a hacerme fotos ni a vender propuestas inviables». Viene, concretó, «a trabajar, por eso este ha sido el primer acuerdo al que hemos llegado», y a ir de la mano con ellos porque «el despacho de la alcaldesa que pretendo ser, va a estar siempre abierto para los trabajadores municipales».
Sobre este documento en ciernes «necesario» y «justo en su reivindicación», apreció que busca «organizar la ‘casa’» para poder garantizar «una atención de calidad y unos servicios adecuados». No en vano, Claudia Alonso denunció la forma de proceder del actual equipo de Gobierno municipal que «durante 12 años se ha ido dejando las cuestiones importantes poniendo parches». Lo que, al final, «ha generado un agujero tan grande como que hay servicios con falta de personal, funciones sin definir, y salarios que se mantienen» a pesar del tiempo transcurrido.
Este desolador panorama demuestra, a su juicio, que este equipo de Gobierno «no respeta» a un colectivo de trabajadores que son, al fin y al cabo, «los que están sacando adelante los servicios» prestados por el Ayuntamiento, razón por la que Claudia Alonso evidenció su «máximo respeto y consideración a todos los funcionarios y personal contratado que «presta los servicios municipales con calidad». Y es que, explicó «los ciudadanos exigen que los servicios funciones y que lo hagan bien», y eso conlleva «aumentar los efectivos y el personal» en casi todas las áreas de gestión. Destacó que, por ejemplo, «en Urbanismo, el volumen de trabajo supera a la plantilla», y  que «una única patrulla no puede ofrecer una respuesta inmediata» en dos puntos diferentes de la ciudad.