Los clientes premian la atención de Ford Toledo

Redacción
-

Las instalaciones de Olías del Rey albergan el acto de entrega del Chairman's Award, un galardón con el que los clientes premian la calidad en el servicio de venta y postventa que se presta en un concesionario inaugurado en junio del pasado año

Los clientes premian la atención de Ford Toledo - Foto: Ví­ctor Ballesteros

El presidente de Ford España, Jesús Alonso, celebró junto a Ford Toledo la consecución del Chairman’s Award 2018 por parte del concesionario ubicado en Olías del Rey, junto a la autovía A-42, e inaugurado en junio del pasado año. En doce meses, las nuevas instalaciones han incrementado sus ventas apostando por el cuidado del cliente como fórmula de crecimiento. La distinción devuelve el esfuerzo realizado.
«El año pasado estuve inaugurando estas instalaciones y un año después han ganado el premio más importante que Ford concede en Europa», indicó Alonso. El presidente de la multinacional de la automoción de matriz estadounidense definió al Chairman’s Award como «un premio que se da por la satisfacción de los clientes». Ford pregunta a sus clientes a través de encuestas de venta y postventa en todos los concesionarios que tiene repartidos por el Viejo Continente. «Y esta concesión, por el buen trabajo de este año, ha conseguido estar entre las mejores». En toda España han sido diez las sucursales premiadas.
Alonso aludió a las «perspectivas muy positivas» que vislumbra para el centro ubicado en Olías del Rey. «La penetración de esta concesión en Toledo es alta: es una marca que está funcionando muy bien aquí y concesionario se está expandiendo hasta el sur de Madrid». El presidente de la filial española del gigante de los coches ratificó la «gran confianza» que tienen en el Grupo Montalt, propietario del concesionario, «y un socio histórico de Ford».
La entrega del Chairman’s Award distingue a aquellos concesionarios que se hayan significado por la atención al cliente a lo largo del año pasado. Fernando Amodia, director gerente de postventa se felicitó por el galardón obtenido, un premio que llega apenas doce meses después de la apertura de las nuevas instalaciones. El actual centro de Ford Toledo unió las anteriores plantas, en el Polígono y en Olías, en una superficie nueva, más moderna, accesible y centrada en el consumidor. «El cliente es el centro de la atención comercial en cualquier empresa y hay que intentar mimarlo. Se intenta siempre que salga satisfecho».
Por su parte, José Antonio Pérez Azaña, jefe de ventas de Ford Toledo, definió el galardón como «un premio a la excelencia y a la calidad» otorgado por los clientes. «Las ventas han subido tras el cambio de instalaciones».
Pérez Azaña señaló a la actual como «una instalación muy moderna con los últimos avances de mecánica y calidad audiovisual para las ventas». La amplitud del concesionario, además del buen aparcamiento, han incrementado las ventas en un 10% en el último ejercicio, dentro de «un mercado que se está resfriando».
La ralentización generalizada en la ventas preocupa en el concesionario. «Empezamos a tener un tráfico de clientes que se pregunta qué comprar: la gente se empieza a esperar». La problemática surge de los subida de impuestos a los coches diésel. «Tenemos una provincia con muchos kilómetros y estamos empezando a notar que el diésel se para», explican en Ford Toledo.
Pese a esta eventualidad, los responsables del concesionario perteneciente al Grupo Montalt apuntan a «un primer año «bastante bueno, manteniendo todo lo que teníamos en los ámbitos de taller y venta y logrando crecer». Ford Toledo está contratando personal para taller y en ventas. «Seguimos en una trayectoria bastante interesante». El premio a la excelencia por la calidad en el trato al cliente «es un premio al conjunto de todos los departamentos».