La criminalidad baja un 14,3% en Toledo hasta abril

I.G.Villota
-

En Toledo, se redujeron a la mitad los robos en domicilios. Los robos con violencia fueron 5, los mismos que el año pasado, y los delitos graves de lesiones y riña tumultuaria caen casi un 40%

La criminalidad baja un 14,3% en Toledo en el 1er trimestre - Foto: Manu Reino

La criminalidad descendió un 14,3% en la ciudad de Toledo en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2019. Un periodo que incluye los primeros 15 días del estado de alarma y confinamiento por la pandemia del coronavirus. Así lo refleja el último balance de criminalidad publicado por el Ministerio del Interior.
Este documento revela que el total de infracciones penales en la capital regional fue de 791 entre enero y marzo frente a las 923 del ejercicio pasado.
Toledo capital registra un descenso mucho mayor de la criminalidad que el conjunto de la provincia, donde se sitúa en el 3,3 por ciento. En Talavera de la Reina, el otro gran municipio toledano, la tendencia es opuesta. La delincuencia sube un 6 por ciento en el periodo analizado.
Si analizamos causa a causa, vemos que el descenso generalizado de la criminalidad no lleva aparejada una bajada de los delitos más graves en la ciudad de Toledo. Entre enero y marzo se registró un asesinato y también una tentativa de asesinato, mientras que el año anterior no hubo ni una cosa ni la otra en el periodo analizado.
El Ministerio del Interior también contabiliza una violación más que hace un año. En 2019 fue una y en 2020, dos, según el informe. Por contra, el resto de delitos contra la libertad e indemnidad sexual pasaron de 2 el año pasado a 1 en el actual. No hubo que lamentar ningún secuestro en la ciudad.
Estos son las únicas infracciones penales que suben en la capital castellano-manchega, toda las demás bajas en diferentes porcentajes.
En el periodo analizado se redujeron a la mitad los robos en domicilios. Los robos con violencia  e intimidación fueron 5, los mismos que el año pasado, y los delitos graves de lesiones y riña tumultuaria caen casi un 40 por ciento, al pasar de 8 a 5.
En concreto, en el primer trimestre del año hubo 37 robos con fuerza en domicilios frente a los 71 del ejercicio anterior.
Los hurtos (sustracciones con cuantía menor a 400 euros) también descienden por encima del 12 por ciento. Se registraron 207 entre enero y marzo mientras que en ejercicio anterior fueron  236. Las sustracciones de vehículos fueron 8 el año pasado y son 7 en 2020.
Los delitos por tráfico de drogas cayeron en un 58 por ciento de 12 a 5. El resto de infracciones penales fueron  493, unas 50 menos que hace 12 meses.
Talavera y la provincia. En Talavera de la Reina la tendencia es opuesta. La criminalidad crece en un 6 por ciento respecto a 2019, aunque en términos absolutos el volumen de infracciones penales es menor que en Toledo, en concreto es prácticamente la mitad. Se contabilizaron un total de 564 en el primer trimestre del año, que fueron 532 en el mismo periodo del ejercicio pasado.
En el conjunto de la provincia, la delincuencia baja un 3,3 por ciento, según el informe del Ministerio, que refleja un total de 6.556 infracciones penales en los 294 municipios toledanos. El año pasado fueron unos 200 más.
Destaca el incremento de los robos con violencia de intimidación, al pasar de 58 a 67 y la caída de las sustracciones de vehículos, de 87 a 71.