La primera editorial toledana de postales

J. Monroy
-
La primera editorial toledana de postales

Viuda de Muñoz y Sobrino, centro periódico de la calle Comercio, publicó ya en el siglo XIX las primeras postales coloreadas de la ciudad, y sacó algunas ediciones más antes de 1906

A finales del siglo XIX existían en Toledo tres centros de suscripción de prensa escrita, según recoge Isidro Sánchez Sánchez en su libro ‘La prensa en Castilla-La Mancha: características y estructura (1811-1939)’. Se trata de Hermanos Menor, Viuda e Hijos de Peláez y Viuda de Muñoz y Sobrino. Curiosamente, por unas u otras razones, las tres terminaron siendo, además, editores de postales, aquella pujante industria de la comunicación, que comenzaba también a movilizar a los coleccionistas.
La pionera de las tres es la menos conocida. En el siglo XIX y principios del XX, el número 61 de la calle Comercio estaba ocupada por la librería Viuda de Muñoz y Sobrino. Lo sabemos por sus postales que, como expone Martín Carrasco Marqués en su libro ‘Las Tarjetas Postales Ilustradas de España Circuladas en el siglo XIX’, nacieron en aquella centuria.
El estudioso identifica al menos seis postales de aquella primera serie, impresas en Madrid por P. Sanz Calleja. Se trata de una edición coloreada, seguramente por el sistema de fotocromo, inventado por la casa suiza Photoglob C. Zürich. Todas ellas llevaban el reverso sin dividir, igual que el que los editores Hauser y Menet utilizaron para sus postales de 1999. Además, en el margen inferior izquierdo de este reverso se expresa en castellano y en francés que «en este lado se escribe solamente la dirección».
Las seis postales recogen, por lo tanto, fotografías coloreadas del Puente de Alcántara, Baño de la Cava, la Catedral, Palacio de Pedro el Cruel, el Alcázar y la Puerta del Sol.
Carrasco Marqués apunta que también hay otra serie sin colorear muy parecida, de la que no tiene constancia de que circulara en el siglo XIX. Se distingue además, de las primeras, en el reverso, en el que el texto tan solo viene en Castellano. Se incorporan postales, además, con temas como Santa María la Blanca o una vista panorámica.
Existe al menos una tercera edición, anterior a 1906, con la fotografía ya en blanco y negro y letras en rojo. Aquí se unirían temas como la portada del Santa Cruz, San Juan de los Reyes, sinagoga del Tránsito u otra visión del puente de Alcántara.
Toda las postales llevan en el anverso la dirección de la editora, en la calle Comercio, 61, además de la leyenda «Recuerdo de Toledo». Las distintas postales son bastante complicadas de encontrar en el mercado, más la del siglo XIX, y a precios bastante elevados.