CLM reinvindica la bandera arcoíris por las personas trans

S.L.H
-

Los tres grupos aprobaron una resolución en defensa de este colectivo. «Hay que abandonar el blanco y negro», dijo Cs. El Gobierno se mostró a favor de eliminar requisitos médicos para que personas trans cambien de sexo pero con "garantías"

CLM reinvindica la bandera arcoíris por las personas trans

Los diputados regionales debatieron este jueves sobre la problemática del colectivo transexual en Castilla-La Mancha, a petición de Ciudadanos (Cs). Un debate que concluyó con la aprobación por parte de los tres grupos parlamentarios de una resolución en defensa de este colectivo y de los muchos derechos que aún quedan por alcanzar. 
La consejera de Igualdad, Blanca Fernández, fue la primera en intervenir en este debate. Aseguró que «la diversidad es un privilegio que hay que defender» y lamentó que se estén viviendo en España y en el mundo «rebrotes» de conductas homófobas que «tanto sufrimiento provocan y ante las que nos tenemos que rebelar y no dar la espalda». 
Dicho esto, reconoció que las personas transexuales lo tienen más difícil si cabe que las personas gays. Por ello, el Gobierno regional continúa trabajando para conquistar derechos  para este colectivo, porque «aún no está todo conseguido».
Fue el turno entonces del portavoz de Cs, Alejandro Ruiz, quien defendió la necesidad de que Castilla-La Mancha se vista con la bandera arcoíris y «abandone ya el blanco y negro».
Posteriormente, las diputadas del PP y del PSOE, María Roldán y Rosario García Saco, celebraron la firma de esta propuesta de resolución conjunta de los tres grupos, dejando claro que aún queda trecho por recorrer pero que, entre todos, la meta estará más cerca. 
La resolución aprobada por unanimidad de las Cortes propone instar al Gobierno de Castilla-La Mancha a mostrar su apoyo al colectivo trans y continuar comprometiéndose a trabajar para conseguir la igualdad de trato. Asimismo, pide al Ejecutivo de García-Page la promoción de la ley integral LGTBi y la realización de un protocolo trans, enfocado especialmente en el medio rural que posibilite la coordinación y la puesta en marcha de ayudas públicas. 
Los tres partidos políticos también propusieron la creación de una red de municipios por la igualdad y la diversidad en Castilla-La Mancha.  
En el ámbito educativo y sanitario, el Parlamento autonómico reclamó la implementación de protocolos que mejoren la vida de jóvenes y sus familias, así como una mejor formación sobre transexualidad para médicos de Atención Primaria. 
En lo que concierne al empleo, reclamaron al Ejecutivo que trabaje que estas personas no sean discriminadas y se les ayude en el acceso al mercado laboral.
Por último, la resolución recoge solicitar al Gobierno central mayor colaboración y financiación  para la puesta en marcha ayudas públicas y minimizar los periodos administrativos en los procesos de tránsito de sexo.