scorecardresearch

El CD Cazalegas culmina la remontada en el minuto 92

L. T.
-

Los cazalegeños se impusieron por 2-1 gracias al tanto de Talyson en el tiempo de añadido

Once inicial del CD Cazalegas-Ébora Formación ante el CD San José Obrero. - Foto: L. T.

El CD Cazalegas-Ébora Formación se impuso en su feudo por 2-1 al CD San José Obrero en Primera Preferente. Una jugada de pizarra finalizada por Talyson desde fuera del área confirma en el añadido una remontada muy trabajada. La victoria sitúa al equipo segundo empatado a puntos con el líder, el CF Talavera B.

Al CD Cazalegas-Ébora Formación empiezan a resultarle familiares este tipo de encuentros en los que el contrario sale a parapetarse en su campo, dejando cuál náufrago un solo punta por lo que pueda pasar, y tratando de pescar lo que pase por ahí fruto más de la casualidad que de una propuesta de juego. Y a punto estuvo de salirle el plan al conjunto conquense.

De entrada el técnico local Alonso introdujo varios cambios con respecto a los onces de inicio con los que había afrontado los anteriores encuentros. Se buscaba la frescura y la rotación para favorecer esa chispa necesaria que encendiera un partido que tenía toda la pinta de ser muy cerrado por parte rival. Y el guión preestablecido no decepcionó las previsiones y el CD San José Obrero le entregó a los cazalegueños el balón, el campo y el dominio.

Tocaba picar piedra para los locales, que combinaban bien hasta tres cuartos de campo pero que ahí veían cómo la acumulación de hombres nublaba las ideas cara al último pase y posterior finalización. A falta de profundidad, apenas un acercamiento en las botas de Ezekiel y una incursión de Fabio Henrique que la parroquia local reclamó como penalti.

Cerca de la media hora de juego, los conquenses se encontraron con una falta en cuyo rechace Raúl Calvo tuvo que hacer un paradón a bocajarro para enviar a córner. Un par de minutos después, en un balón en profundidad, Gregorio sorprendía a la zaga cazalegueña y cruzaba para poner por delante al CD San José Obrero. El plan visitante comenzaba a ejecutarse a las mil maravillas.

Vuelta a darse contra un muro en lo que quedaba de primera mitad, en la que los locales no tuvieron mucha claridad en los metros finales, destacando una ocasión de Hicham que, a puerta vacía, envió por encima de la portería. Y así se marcharon al vestuario los jugadores del CD Cazalegas-Ébora Formación rumiando la momentánea derrota y pensando en cómo poder hincarle el diente a un rocoso rival que apenas había concedido en defensa.

En el descanso, Alonso movió piezas sobre el tablero verde e introdujo de inicio hasta tres cambios. La entrada de Cristian Pinilla proporcionó mordiente en ataque; la de Juanfri, manija del encuentro y clarividencia en el último pase; la de Adri Riza, un cambio de sistema que alteró la decoración del encuentro. No tardó ni un minuto en materializarse en resultados esta intervención del míster, pues Cristian Pinilla embocaba al segundo palo en el primer balón que tocaba.

Quedaba toda una segunda parte para culminar la remontada, tiempo más que suficiente. Sin embargo, los minutos pasaban y el deseado gol de la victoria no llegaba. El partido entró en una fase de acoso y derribo aunque más por empuje que por ocasiones por parte de los locales. Fabio Henrique la tuvo pero cruzó en exceso y Javi Moreno, que había entrado desde el banquillo, le ocurrió lo mismo pero a remate de cabeza.

El equipo se apuraba y la grada se impacientaba. Una falta lateral, cuando pasaban dos minutos del tiempo reglamentario, puso de relieve el carácter de este equipo. En condiciones normales, lo que hubiera sido un balón colgado al punto de penalti buscando la heroica se tornó, en un magnífico ejercicio de sangre fría y de interpretación de pizarra, en un saque en corto a la frontal del área, un dejar pasar el balón y un tiro raso y colocado de Talyson que desataba la alegría de jugadores y la locura en las gradas de la Ciudad Deportiva Ébora Formación.

No hubo tiempo para más. El recién estrenado video marcador electrónico dejaba para la historia la imagen de una victoria local para un club con una historia todavía pequeña pero al que los rivales le empiezan a jugar como un equipo grande.