El inacabable laberinto de Entorno Toledo

J. Monroy
-

Continúan las fugas de aguas fecales en el interior del local, mientras no llega tampoco una solución para el escape de fuel procedente del Arzobispado

El incabable laberinto de Entorno Toledo

Hace ya nueve meses que aparecieron las primeras manchas de fuel en la poceta árabe situada en la mazmorra del local de Entorno Toledo, en la toledana cuesta de la Ciudad. Entonces comenzó la pesadilla del empresario turístico Julián Baños. Sus dos pozos árabes y el romano se llenaron de gasoil. Ycuando por fin se identificó la fuga en un vecino edificio del Arzobispado, se unieron los escapes de aguas fecales a la misma sala. En diciembre parecía que todo estaba en vías de solución, todas las partes se comprometieron a trabajar en una respuesta. Pero llegado el confinamiento, se paralizó todo, la situación dentro de las cuevas ha empeorado y Baños no ve una salida clara a este laberinto.
Cuando Baños se ha podido acercar a su negocio, con ganas de reabrir lo antes posible, se ha encontrado con dos desagradables sorpresas. Para empezar, la mazmorra de entrada al local vuelve a estar repleta de aguas fecales, a un nivel si cabe todavía más alto que en ocasiones anteriores. No falta tampoco el fuel.
Por otro lado, el empresario ha encontrado a la empresa especializada que el Arzobispado contrató para limpiar su inmueble patrimonial de gasoil estaba trabajando en la calle, en cuestiones que no le quisieron explicar, y no se ha vuelto a acercar en realidad al local desde hace cuatro meses. El hecho, se lamenta el propietario de Entorno Toledo, el hecho es que «la limpieza del gasoil está paralizada». La excusa parece que no tenían su contacto, «cuando el Arzobispo sí lo tiene y mi teléfono es público». Baños apunta que «yo necesito estar informado, porque soy el afectado». Pero no está siendo así.
El incabable laberinto de Entorno ToledoEl incabable laberinto de Entorno ToledoSin salidas. En cuanto a la limpieza de las aguas residuales, vuelta a empezar. Baños de nuevo ha tenido que llamar a Tagus para ver lo que ha ocurrido. Los operarios, casi ya de la familia, se mostraron sorprendidos y apuntaron que parece que, en esta ocasión, las aguas fecales entran por otro lugar. Sin embargo, parece que esta vez Tagus no tiene medios para retirarlas. El empresario ha acudido al Ayuntamiento en busca de ayuda y le han dicho que tiene que hablar por teléfono.
En vista de que ni Tagus, ni Ayuntamiento, ni Arzobispado, ni su empresa contratada contestan, mucho se teme Baños que este laberinto en el que le han metido las fugas de fuel y aguas residuales se vaya a eternizar todavía más. Desamparado, no ve salidas.


Más fotos:

El incabable laberinto de Entorno Toledo
El incabable laberinto de Entorno Toledo
El incabable laberinto de Entorno Toledo
El incabable laberinto de Entorno Toledo