Más aisladas y con más miedos

M.G
-

El Consejo Local de la Mujer denuncia el agravamiento de la violencia de género en las víctimas debido a las restricciones, los confinamientos y las estrictas medidas. Pide más atención a la sociedad y más esfuerzos a las administraciones

Más aisladas y con más miedos - Foto: ï»VÁ­ctor Ballesteros

Los mensajes suelen dejar huella y algunos necesitan potentes altavoces. El Consejo Local de la Mujer ha vuelto a poner el acento sobre la violencia de género, como suele ser habitual cada martes de primero de mes en el Paseo de la Vega, aunque ahora la concentración es virtual por las circunstancias sanitarias, y llamó la atención sobre el calvario que están sufriendo muchas víctimas este año por el aislamiento, los meses de encierro junto a los maltratadores y la soledad con la que se siguen encontrando a pesar de la visibilización de esta grave problemática.

En esta ocasión, el manifiesto lo elaboró Ciudadanos y lo leyó su portavoz Esteban Paños, como un acto de repulsa  y para condenar «cada desprecio, cada grito, amenaza y cada golpe». También para reprobar cada uno de los asesinatos y recordar que en noviembre se produjeron tres.

El grupo ofreció un breve repaso  por un año marcado por la pandemia, las restricciones, los aislamientos, los cierres perimetrales y otras muchas medidas que han provocado un importante distanciamiento social en general. Una situación que ha agravado el día a día de las víctimas, ahora «más aisladas, más amordazadas y más solas». También «más prisioneras en ese infierno de la violencia machista, una violencia que ha encontrado en la pandemia el aliado perfecto para atarlas más corto con su soga, para segar con su filo de horror las pocas vías de escape que las víctimas encontraban».

En esta situación, el Consejo Local de la Mujer pide a la sociedad «que abra los ojos» y a las administraciones «que redoblen sus esfuerzos para frenar la violencia de género, «una realidad feroz que nos devora como sociedad».

El manifiesto también recoge que la lucha contra esta lacra «debe ser una prioridad que nos obliga como individuos y como sociedad». Yesta petición no emana únicamente de los colectivos que ayudan a las víctimas ni de las administraciones, procede también de Naciones Unidas, que recientemente ha publicado un decálogo para hacer frente a esta problemática en una época de pandemia.

Desde hace años se anima a las víctimas a denunciar, pero para ello tienen que estar preparadas. Las estadísticas confirman que la denuncia no acaba con el problema, puesto que «casi un 60%»  de las mujeres asesinadas habían puesto en conocimiento del juzgado su situación.