San Francisco subastado

J.M./Toledo
-

Una aristócrata española compró en 1961 por dos millones de pesetas un cuadro del pintor cretense. El dinero fue a beneficio de la Hermandad de San Antón de Santa Olalla

Fernando Sánchez, secretario de la Hermandad de San Antón, que fue la beneficiaria de la venta del cuadro hace 50 años. - Foto: Peña

Dos millones de pesetas se pagaron en el año 1961 por el cuadro de El Greco que colgaba desde siglos atrás en Santa Olalla. Esta cantidad altísima para la época evidencia la valía de este cuadro por el que pujó Josefina Bernales Moreno, una aristócrata española que ganó a un empresario madrileño para hacerse con el ‘San Francisco’, uno de los cerca de un centenar de este santo que pintó el genio cretense. La subasta organizada por el Patronato de la Fundación ‘Hospital del Santísimo Corpus Christi’ de este municipio de la comarca de Torrijos había comenzado en 300.000 pesetas, por lo que la mujer luchó por esta obtención pictórica. La familia posee todavía esta obra.
Así lo explica Josué López, experto en la historia de Santa Olalla y gestor de un blog titulado ‘Eulaliense’. El cuadro de San Francisco en oración, que no estaba firmado por El Greco, fue una donación de los Condes de Orgaz al Hospital benéfico San Antón. Bernales tuvo que desembolsar 500.000 pesetas más de impuestos y 150.000 en concepto de restauración. «Dos millones era mi última oferta», confesaba la aristócrata a la prensa de la época por este lienzo de 97 centímetros de alto por 67 de ancho.
El Ayuntamiento de Santa Olalla albergó la subasta de esta joya atribuida al pintor cretense cuya figura se conmemora este año en Toledo, con la presencia de la Junta de Beneficencia del Hospital de San Antón, dependiente de la Diputación Provincial, y la Hermandad de San Antón, fundada en 1409 por los Condes de Orgaz para socorrer a los necesitados. El Hospital de San Antón, que permaneció abierto hasta los años 60, ocupaba las dependencias actuales de la Casa de la Cultura; precisamente, el colectivo cedió el suelo para las actuales dependencias y se reservó un espacio para su propia sede.
Tal y como detalla la Diputación Provincial en su información de la página de internet sobre la localidad de Santa Olalla, la villa adquiere relevancia en el siglo XVI gracias a los Condes de Orgaz, los cuales enriquecerán las dos iglesias del término municipal, San Pedro y San Julián (esta última la mandaron construir los Condes de Orgaz), y se harán asimismo protectores del Hospital de San Antonio Abad.
La Hermandad de San Antón fue la beneficiaria de los dos millones de pesetas pagados por el cuadro hace más de 50 años y lo invirtió en bonos del Estado. Este colectivo está constituido por 33 hombres y se hereda de padres a hijos, con carácter vitalicio, salvo que uno fallezca sin descendencia. Entonces, se elige según los peticionarios, según explica Fernando Sánchez, secretario de este colectivo y miembro del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Olalla.
La sacristía de la iglesia de San Julián, donde se guardan los restos de generaciones de Condes de Orgaz, está decorada también con pinturas inspiradas en la obra de El Greco.



Las más vistas