El Corpus se cuela en los escaparates

M.G
-

Una veintena de negocios en la provincia, cinco de ellos en Toledo, lucen composiciones florales para celebrar esta festividad pese a que su programación ha quedado suspendida por la Covid-19

El Corpus se cuela en los escaparates

Cada pequeño rincón cuenta en este Corpus Christi tan insólito. Las flores y las composiciones se echan en falta en las calles del recorrido procesional en el Casco, pero la Asociación de Floristas de Toledo no se ha conformado con quedarse en casa este año ante la suspensión de la procesión y ha decidido adornar los escaparates de sus negocios para calmar ese regusto «agridulce» que ocasiona que Toledo no pueda vivir su Semana Grande como todos los años debido a las recomendaciones sanitarias y de seguridad derivadas de la Covid-19.
«Queremos seguir manteniendo esa vinculación con la ciudad y con los toledanos», apunta Deborah Rodilla, la presidenta del colectivo, que en estos momentos tiene más tiempo que de costumbre para atender a los medios de comunicación y echa de menos «estar a tope» ultimando junto al resto de profesionales las composiciones florales distribuidas estratégicamente por el Casco.
A pesar de esta situación, este Corpus tiene flores y exhibe la creatividad de unos floristas entregados que han querido abrir pequeñas ventanas decorando sus escaparates para la ocasión, poniéndolas a disposición de todos a través de un vídeo que está colgado en la página web del Ayuntamiento de Toledo.
Una veintena de escaparates en la provincia de Toledo ya huelen a Corpus, cinco de ellos en nuestra ciudad, al margen de las iniciativas privadas que algunos comerciantes han puesto en marcha para contribuir a vestir sus negocios en una fecha tan señalada.
«Cada uno ha aportado su visión del Corpus», explica Deborah. El color es fundamental, pero no es la única característica. En algunos escaparates luce el tomillo, tan característico de esta celebración, en otros presiden cálices o crucifijos  para resaltar «la tradición eucarística» y en varios la ornamentación recrea y se inspira en reposteros y en otros elementos decorativos más simbólicos y muy arraigadas en la Semana Grande del Corpus, declarada fiesta de interés turístico internacional desde 1980.
ideas El Corpus sigue en la cabeza de los floristas a pesar de la suspensión. Deborah ya está dando vueltas  a nuevas creaciones para el próximo año, quizá una buena manera de llenar «ese vacío» que está provocando la ausencia del Corpus pese a que La Catedral celebre una procesión más íntima y recogida por el interior del templo, como se anunció recientemente.
«En 2021 será el vigésimo segundo año que la Asociación de Floristas trabaja para el Corpus y queremos celebrarlo de forma especial». De momento, es pronto para avanzar algo concreto, aunque Deborah está pensando en el trabajo que tendrá que realizarse en la próxima Semana Grande a pesar de que buena parte está adelantado porque se pondrá en marcha lo que estaba previsto para esta temporada.
Aun así, por delante quedan aún reuniones del colectivo, nuevas ideas que tendrán que gestarse para enero, el mes en el que los floristas activan su cuenta atrás para que Toledo luzca con miles de flores y una cuidada ornamentación muy admirada, una labor que ha encandilado a otros muchos floristas españoles y extranjeros que todos los años se prestan a colaborar y a trabajar a contrarreloj para que el Casco esté perfecto para recibir a la Custodia de Arfe.