Mayo comenzó con 711 pensionistas menos en la provincia

J.S.
-

La caída de las prestaciones contributivas de la Seguridad Social es la tónica general a nivel nacional y regional. Las bajas se han incrementado debido a que la Covid se ha cebado con los mayores y las altas han bajado debido al cierre de oficinas

Sede de la Tesorería de la Seguridad Social. - Foto: Víctor Ballesteros

La nómina de las pensiones contributivas descendió en el mes de abril por vez primera en la serie histórica al situarse en los  9.852,78 millones de euros, lo que supone una caída mensual del 0,27%. Las razones del descenso hay que buscarlas tanto en la evolución de la pandemia como en la declaración del estado de alarma.
La primera de ellas ha provocado un importante incremento de las bajas en el sistema debido a que el nuevo patógeno se ha cebado especialmente con las personas mayores. Además, el cierre de las oficinas debido al confinamiento de la población ha provocado también un descenso del número de altas.
La Seguridad Social arrancó en mayo con 9,75 millones pensiones contributivas, 38.508 menos que el mes anterior, según los datos proporcionados ayer por el Ministerio de inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Esta tendencia a la baja también se detecta en Castilla-La Mancha como en la provincia de Toledo.
A nivel regional, el mes de mayo arrancó con 372.098 pensiones contributivas frente a las 374.900 del período anterior. El descenso del número de prestaciones de 2.802 en valores absolutos y  del 0,74% en términos porcentuales. En el caso de Toledo, el quinto mes del año empezó con 711 pensionistas menos. La caída en términos mensuales es del 0,60%. Lejos, por tanto, queda el incremento interanual del 2,20%.
 Según informó ayer el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, de los 372.098 pensionistas castellano-manchegos hay 43.941 -84 menos que el mes pasado- que cobran 905,73 euros de media en pensión por incapacidad; 216.013 -1.688 menos que en abril- que perciben la pensión de jubilación con una media de 1.074,76 euros; y 94.706 -938 menos que el mes pasado- que tienen derecho a una prestación por viudedad, que ingresan 716,47 euros de media.
Además, 14.923 personas -73 menos que el mes pasado- cobran en la región una pensión media de orfandad de 404,43 euros; y por favor de familiares, 2.515 castellano-manchegos -19 menos que el mes pasado- reciben 532,11 euros de saldo medio.
De todas las pensiones contributivas, la más numerosa es la de jubilación. Un total de 71.343 toledanos cobran esta prestación de la Seguridad Social. El importe medio de la pensión asciende a 1.066,15 euros al mes por debajo de la media regional cifrada en 1.074,70 euros y algo por encima de la nacional que se situó en los 1.160,69 euros.
931,62 euros al mes. Si tenemos en cuenta el conjunto de prestaciones contributivas -incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y pensiones en favor de familiares, el importe medio en la provincia de Toledo se cifra en 931,62 euros, por debajo de la media regional que se  encuentra situada en los 933,06 euros al mes y un 7,77%por debajo de la media nacional que alcanza los 1.010,11 euros al mes.