Denuncian la colocación de veneno para mascotas en el Casco

J. Monroy
-
Denuncian la colocación de veneno para mascotas en el Casco

Las redes sociales arden tras la noticia del envenenamiento de un perro en Amador de los Ríos con matarratas en pienso para gatos. No hay denuncia ante la Policía Local

Los últimos días las redes sociales son un hervidero tras la denuncia de un vecino del envenenamiento sufrido por su perro en la plaza Amador de los Ríos. El animal había comido un pienso para gatos envenenado con matarratas. Afortunadamente, el veterinario ha conseguido salvar su vida. Pero el propietario ha querido poner en sobreaviso a los dueños de otras mascotas y advertir a quien está poniendo este veneno de que deje de hacerlo. Este diario ha tratado sin éxito de contactar con el mismo, para preguntarle si ha denunciado los hechos ante Policía Nacional o Seprona. El Ayuntamiento ha confirmado que no se ha puesto en contacto con la Policía Local y le recomienda tanto a él, como a quien viva una situación similar, «que lo denuncie donde quiera, pero que lo denuncie».
Explica esta persona en las redes sociales que soltó a su perro un momento para que corriera , «con tan mala suerte que en un descuido se comió un pienso para gato intencionadamente puesto con un polvo el cual era mata ratas». Rápidamente, llevó al animal al veterinario, para que lo expulsara todo. Una vez está su perro a salvo, lo que le preocupa es «que haya gente con tan poco conocimiento y tanta maldad por dentro como para hacer este tipo de cosas». De ahí que adjuntara varias fotografías del espacio y del veneno, «para que andéis con cuidado quienes tengan animales». Finalmente, termina avisando al «individuo» que ha colocado el pienso de lo que le puede ocurrir en caso de que siga haciéndolo.
Por lo demás, a preguntas de personas interesadas, el denunciante explica que, afortunadamente, su perro «está bien porque se actuó rápido». Porque, explica, ese producto hace efecto a la semana, «y si piensas que no le ha pasado nada y lo dejas pasar... seguramente cuando quiera actuar ya sea tarde, porque esos productos producen hemorragias y revienta los órganos». De forma que recomienda a los demás propietarios que si se les da el caso no dejen pasar ni un segundo y vayan al veterinario.
Porque su información ha sido un verdadero vendaval de críticas hacia esta conducta, que no solo pueden afectar a perros y gatos, sino incluso a niños. Además, se trata de algo ilegal. Hay mucha crítica y alguna amenaza a quien ha dejado el veneno y discusiones sobre la utilidad de denunciar.
Fuentes municipales recuerdan que es ilegal tanto poner de comer a los gatos en Toledo como, evidentemente, poner cualquier tipo de veneno en vía pública. No solo eso, también lo es proferir amenazas o tomarse la justicia con su mano con quienes así lo hacen. No es la primera vez que, ante la aparición de veneno u otras sustancias nocivas para las mascotas que las coman, los propietarios han amenazado a quienes así lo han hecho. En el caso del Polígono, incluso, se llegó a dar el nombre de una persona. Quienes se percaten de situaciones así, apunta el Ayuntamiento, lo que tienen que hacer es denunciarlo.