La Biblioteca recibe más de 100 usuarios en una mañana

M.G
-

La atención al público se realiza en la planta baja del edificio. En las primeras horas se recibieron más de 50 peticiones de préstamo. El material devuelto pasa 14 días de cuarentena en una sala

La Biblioteca recibe más de 100 usuarios en una mañana

Una apertura muy esperada. La Biblioteca regional inició ayer la desescalada y volvió a la actividad, aunque de manera muy restringida y únicamente con tres servicios, después de un parón de prácticamente tres meses en los que no han parado de llegar correos preguntando cúando se abriría, pero sobre todo, cómo devolver el material en préstamo.
«No hemos parado un minuto», apuntó la directora de la biblioteca, Carmen Morales, ayer a última hora de la mañana. La página web anunciaba la reapertura, los servicios disponibles, los horarios y otras medidas acordadas relativas a  la seguridad y el distanciamiento. En esta primera jornada las puertas de la biblioteca únicamente se han entreabierto, puesto que no se pueden utilizar las salas, acudir a convocatorias ni a otras iniciativas disponibles hasta que se decretó el cierre de las instalaciones por la expansión del coronavirus. Únicamente se han retomado los préstamos, siempre con cita previa, la devolución de materiales y la información bibliográfica y virtual, que no exige la atención presencial.
La reanudación de parte de la actividad tuvo ayer una intensa acogida. Morales calculó que pasaron por las instalaciones más de un centenar de personas por la mañana para realizar la devolución de los materiales. Durante este periodo de inactividad, el personal de la biblioteca ha detectado una importante preocupación de los usuarios por la imposibilidad de devolver los libros y otros soportes que se acompañan de un plazo y de una correspondiente penalización en caso de incumplirlo. Si bien, la Biblioteca regional tiene todo previsto y ha establecido unos cómodos plazos de sesenta días, prácticamente todo el verano para limitar los desplazamientos.
En esta reapertura se ha diseñado un nuevo horario y, de momento, las puertas no estarán abiertas ininterrumpidamente hasta las nueve de la noche. Los usuarios interesados en acudir a llevarse material en préstamo o a devolverlo podrán hacerlo de 9 a 14 horas y de 16 a 21 horas. En este caso, será obligatorio el uso de mascarilla y el distanciamiento. Para el cumplimiento de esta última medida, en la Biblioteca se ha señalizado la planta baja y se ha habilitado una entrada y una salida distintas para garantizar la prevención.
La devolución de materiales se acompaña también de otras medidas para evitar posibles contagios. Los libros, dvd y cd devueltos se colocan en cajas y el personal los traslada a una sala de cuarentena habilitada en la que permanecerán dos semanas antes de un nuevo préstamo. Esta iniciativa también garantiza la eliminación completa de cualquier resto del virus si lo hubiera.
préstamos. Los usuarios tienen que solicitar cita previa para acudir a la Biblioteca a retirar material. De momento, aún no se sabe a cuántos se podrá atender a diario, pero ayer por la mañana se recibieron más de cincuenta solicitudes y se decidió, al ser el primer día, que acudieran por la tarde y el viernes por la mañana para formalizar el préstamo.
Morales está muy contenta con el recibimiento que está teniendo la desescalada de la Biblioteca regional, que ayer abrió sus puertas al igual que el resto de bibliotecas estatales que dependen del Gobierno regional. Entiende que habrá que ir ajustando las citas previas que se soliciten al volumen de peticiones, pero se necesitan algunos días de rodaje para llevarlo a cabo de la mejor manera posible.
La Biblioteca vuelve a cargarse de vida, aunque muy limitada, y su personal está realizando una importante labor informativa de cara a los usuarios para que los servicios disponibles funcionen  correctamente hasta que pueda volverse a la normalidad.