El Consorcio acuerda con Iglesias abrir 'Tres Aguas'

C.M
-
El Consorcio acuerda con Iglesias abrir ‘Tres Aguas'

Este fin de semana se reabre el recorrido orquestado en torno al proyecto 'Tres aguas' gracias a la buena sintonía mantenida, desde su cierre el pasado noviembre, entre el Consorcio y la escultora

La firma del nuevo convenio de colaboración entre la entidad y Cristina Iglesias ya es una realidad que se materializará este fin de semana con la reanudación del recorrido orquestado en torno a las esculturas de Cristina Iglesias ubicadas en  la Torre del Agua y en el Convento de Santa de Clara. Instalaciones que permanecían cerradas -hasta nuevo aviso- desde el pasado 1 de noviembre y que, de nuevo, podrán ser visitadas los sábados -de 10,00 a 14,00 horas y de 18,00 a 20,00 horas- y los domingos -de 10,00 a 14,00 horas-.
Con esta rúbrica, el Consorcio y la creadora donostiarra posibilitan la apertura de los espacios -tres- integrados en la obra ‘Tres Aguas’, una trilogía pensada por la autora como trazado urbano llamado a exaltar la relación de la ciudad y su río, el Tajo. No en vano, la propuesta se gestó como uno de los proyectos más ambiciosos llevados a cabo en Europa en los últimos años, ya que dispensa tres expresiones distintas que se unen en una. La Torre del agua, en la Fábrica de Armas a orillas del Tajo; la fuente en el Convento de Santa Clara, una de las zonas más altas de la ciudad, y la fuente presente en la Plaza del Ayuntamiento.
Sobre el cierre de estos últimos meses, conviene recordar que se debió a la necesidad de actualizar el convenio que, firmado en 2016 con la Fundación ‘The Artangel Trust’, permitía la apertura de esta intervención escultórica. De hecho, la citada Fundación se comprometió a aportar una cantidad económica para el desarrollo de actividades culturales realizadas por el Consorcio, y en concreto, para la visita al proyecto ‘Tres Aguas’ de Cristina Iglesias. Tras el vencimiento del convenio, ambas partes han mantenido contacto directo para formalizar el nuevo convenio tras el fin del documento vigente hasta el mencionado plazo.
Hasta entonces, esta visita se incluyó en las rutas del ‘Patrimonio Desconocido’ y contaba con la colaboración de la Universidad por ser la propietaria de la Torre del Agua. También se buscó la complicidad de la Iglesia para posibilitar el acceso al convento de Santa Clara.
Sea como fuere, y una vez superados los asuntos planteados en torno a este nuevo acuerdo, el recorrido por la obra de Cristina Iglesias puede iniciarse en cualquier orden, aunque una de las sugerencias es partir desde la plaza del Ayuntamiento hasta la Torre del Agua (entre 45 y 60 minutos de camino) y regresar desde ahí hasta el convento de Santa Clara (30 minutos) para finalizar, de nuevo, en la plaza del Ayuntamiento (diez minutos).


Ritmo fluvial. Este fin de semana, quien así lo desee, podrá transitar el conjunto escultórico instalado en tres lugares diferentes de la ciudad con los que la artista rinde homenaje al río Tajo, al agua que rodea y acompaña la vida de Toledo. Tres intervenciones introducidas en el estresijo arquitectónico, realizadas con bajo relieves de acero patinado que recuerdan a una maraña de raíces, al antiguo lecho de un río.
La Torre del Agua, en la Fábrica de Armas, ha revitalizado una construcción de estilo mudéjar que se utilizó como depósito de aguas y que se encontraba en ruinas antes de ser rescatada. Por una escalera de hierro exterior se accede a lo más alto de la torre, desde donde se observa una panorámica de las murallas, el Monasterio de San Juan de los Reyes y el Tajo. Ya en el interior, se contempla un torbellino de agua y una topografía de formas naturales con depresiones profundas.
En el Convento de Santa Clara, en un acceso desde la plaza de Santo Domingo el Real, se exhibe una escultura con formas y depresiones similares a las de la Torre del Agua. El agua que abandona el lecho para regresar después de forma gradual. Una instalación ubicada entre los silenciosos muros del convento, que logra un contrapunto de reflexión frente al agitado ambiente que rodea la escultura que completa el proyecto, situada en la Plaza del Ayuntamiento. Un vaso de acero inoxidable patinado que recuerda el fondo del río.
Porque, esta trilogía nació como un conjunto disgregado en piezas relacionadas entre sí con el agua como transmisor que oferta una nueva ruta, de nuevo abierta a la curiosidad.

El Consorcio acuerda con Iglesias abrir ‘Tres Aguas'
El Consorcio acuerda con Iglesias abrir ‘Tres Aguas'
El Consorcio acuerda con Iglesias abrir ‘Tres Aguas'
El Consorcio acuerda con Iglesias abrir ‘Tres Aguas'