«Hoy habéis hecho algo grande»

I.G.Villota
-

Un total de 800 civiles, entre ellos el presidente Page, juraron bandera en el Patio de Armas de la Academia de Infantería, un acto que contó con homenaje a los caídos y desfile militar. El director invitó a mirar al futuro de España con optimismo

‘Sí, lo hacemos’. Estas palabras retumbaron en el Patio de Armas de la Academia de Infantería de Toledo. Las pronunciaron los 800 civiles que juraron bandera en el centro castrense toledano, acompañados por otros centenares de toledanos que participaron del acto desde los balcones, terrazas y ventanales. Respondían a la fórmula de juramento pronunciada por el coronel director, Francisco Javier Marcos. «¡Españoles!  ¿Juráis  o  prometéis  por  vuestra  conciencia y honor guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, con lealtad al Rey y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?».
Entre ellos estaba el presidente regional, Emiliano García-Page, que juró el primero, renovando el juramento que hizo en 2011 como alcalde de Toledo, seguido por el presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez. Después lo hicieron centenares de ciudadanos, entre ellos el portavoz de la Junta, Nacho Hernando, los dos concejales electos de Vox en la ciudad, Alberto Romero y Luis Miguel Núñez, y el candidato del partido de Santiago Abascal a la Presidencia de la Junta, Diego Arias.
También mujeres y hombres que de manera voluntaria presentaron su solicitud hace unos meses para poder participar en este acto. Un juramento de bandera que se sella con un beso a la enseña nacional. Muchos se quedaron fuera y tendrán que esperar al próximo año, dado que el aforo del espacio es limitado. Cada vez son más los españoles que suscriben esta fidelidad y defensa de la nación en Toledo, comentaron ayer fuentes de la Academia.

«Hoy habéis hecho algo grande»
«Hoy habéis hecho algo grande» - Foto: Yolanda Redondo
La jura, con música de la Banda Musical del centro militar, se hizo con tres banderas a la vez, para aligerar el acto, especialmente por el calor que se empezaba a sentir entre los muros del edificio, lo que obligó a sacar algunos sombreros y abanicos. El juramento apenas duró unos 40 minutos. Pero el acto completo se prolongó durante una hora y media.
Antes de las once de la mañana los jurandos iban llegando a las instalaciones de la Academia de Infantería en Toledo. El Patio de Armas se llenaba de público, entre el que se encontraba el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, sentado entre el concejal de Seguridad Ciudadana de Toledo, Juan José Pérez del Pino, y el diputado de Vox por Ciudad Real, Ricardo Chamorro. También en primera fila estaban el presidente regional del PP, Francisco Núñez, y la candidata ‘popular’ a la Alcaldía de la ciudad, Claudia Alonso, así como el diputado regional de Ciudadanos, David Muñoz. También asistieron el concejal de Ciudadanos Esteban Paños, el presidente durante 28 años de Caja Rural, Andrés Gómez Mora, o el que fuera deán de la Catedral Primada, Santiago Calvo.
El jefe de Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra, el teniente general Jerónimo de Gregorio, presidió el acto, acompañado por el presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. En la tribuna presidencial también estuvieron el presidente provincial Álvaro Gutiérrez, los diputados por Toledo Carmen Riolobos (PP) y Manuel Mariscal, así como el senador ‘popular’ José Julián Gregorio y el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás.
«Hoy habéis hecho algo grande»
«Hoy habéis hecho algo grande» - Foto: Yolanda Redondo
Tras la jura de los 800 civiles, el coronel director de la Academia, el coronel Marcos pronunció un discurso que fue interrumpido en seis ocasiones por los aplausos del público. «Hoy habéis hecho algo grande», dijo, añadiendo que «con un beso, el gesto más universal con el que el ser humano expresa su cariño, acabáis de manifestar pública, libre y voluntariamente vuestro amor a España».
«Ha sido un instante fugaz en el que vuestro pulso se ha acelerado. Se ha acelerado porque habéis besado el corazón de España y porque habéis sentido muy de cerca el latido de los millones de españoles que la respetan, la defienden y la honran», manifestó.
Les invitó a mirar «con optimismo y valentía» al futuro de España. «Sed un ejemplo de servicio en el uso de vuestra libertad. Esto también es madurez democrática», ha dicho, para asegurar que «siempre» recordarán este momento porque «deja una huella imborrable».
«Hoy habéis hecho algo grande»
«Hoy habéis hecho algo grande» - Foto: Yolanda Redondo
Finalmente, sugirió a los asistentes que cuando vean una bandera de España en plazas, balcones calles y acontecimientos culturales o deportivos o que cuando escuchen el himno nacional «recuerden lo que están viviendo ahora y hagan de ese momento una ocasión «para estar de cuerdo, estar unidos y sentiros orgullosos de ser españoles».
Posteriormente, se rindió homenaje a los caídos con el canto de ‘La muerte no es el final’, para continuar cantando, estudiantes, militares y el público, el himno de la Academia de Infantería. Una vez concluido el acto, los asistentes se desplazaron hasta la puerta principal del edificio para contemplar un desfile de los 500 oficiales y suboficiales del Arma de Infantería.
El acto dejó curiosidades, como el orden de los jurandos a la hora de besar la bandera, algo que se debió a que habían recibido instrucciones sobre el espacio que tenían que dejar entre unos y otros. También los abanicos que en torno a las doce de la mañana, cuando el sol empezaba a apretar, ejercieron de viseras.
También hubo espacio para los corrillos. Claudia Alonso tuvo una animada conversación con Ortega Smith, quien hizo alguna carantoña a una de las hijas de Francisco Núñez antes de que arrancase el desfile. También hablaron animados Riolobos y Mariscal en la tribuna de autoridades y el presidente Page se hizo fotos con algunos de los asistentes.