La oposición no apoya retirar ayudas sociales a funcionarios

Leticia G. Colao
-

La portavoz del equipo de Gobierno justifica la medida y así se puede suspender como «causa grave de interés público» y asegura que no se verán afectados la nónima, trienios ni pagas extraordinarias

La oposición no apoya retirar ayudas sociales a funcionarios

El equipo de Gobierno se ha quedado solo a la hora de aprobar la suspensión durante 2020 del programa de mejoras sociales para los funcionarios y el personal laboral del Ayuntamiento de Talavera, con motivo de la pandemia y la «gravísima» situación económica de las arcas municipales. La portavoz del Gobierno local, Flora Bellón, justificó así esta medida aprobada previamente en junta de Gobierno que supone la retirada de ayudas sociales dentro del plan de ahorro para hacer frente a las consecuencias del Covid-19.
Fue el primer punto del orden del día de un pleno protagonizado casi en su mayoría por el coronavirus y su impacto y donde, como viene siendo habitual en los últimos días, se cruzaron reproches entre la bancada del Gobierno de Élez y los tres grupos en la oposición, con muchas referencias, más de las necesarias, a legislaturas pasadas.
Bellón quiso dejar claro que estos conceptos que ahora se retiran «no son retribuciones, sino un programa de mejora social que no afecta ni a la nómina, ni a trienios, ni a pagas ni horas extraordinarias», y que supondrán un ahorro de algo más de 300.000 euros.
Se trata, añade, de algo permitido por ley por «causa grave de interés público, por alteración sustancial de las circunstancias económicas y la necesidad de reequilibrio de las cuentas públicas».
En frente, los tres grupos de la oposición se unieron en sus críticas lamentando el inicio de los recortes cuando se cumple el primer año del Ejecutivo local de García Élez, y hacerlo a los trabajadores municipales, «después de su gran trabajo durante la pandemia».
Así, el portavoz del Grupo Popular, Santiago Serrano, aseguró sentirse sorprendido de que sean los «trabajadores de esta casa» los primeros en sufrir la adopción de medidas por esta crisis, e insistió en  que su partido no llegó a tocarlo en 2011, «a pesar de encontrar una situación infinitamente peor».
David Moreno, de Vox, lamentó que los trabajadores del Ayuntamiento se hayan encontrado con este recorte y echó en cara al Gobierno la «improvisación» de su gestión y el endeudamiento acumulado durante su año de legislatura.
Desde Ciudadanos, Susana Hernández no considera que suspender estas ayudas «venga a arreglar la  situación de las arcas municipales», recordando que «siempre pedimos el mismo esfuerzo a las mismas personas».