El POM 2014 echa a andar con dudas sobre el barrio avanzado y el suelo industrial

latribunadetoledo.es
-

Los concejales del Ayuntamiento de Toledo tuvieron ayer en la Comisión de Urbanismo una primera toma de contacto con la documentación que debe servir de base para elaborar el «nuevo Plan de Ordenación Municipal 2014». Tienen en su mano un completo repaso a las afecciones que pueden condicionar el crecimiento urbano, datos sobre la evolución de la población dentro del término municipal y en comparación con el área metropolitana, cantidades relativas a las posibilidades de construcción de vivienda o mapas inquietantes sobre derechos mineros y zonas de prevención arqueológica.
Para digerir el caudal de información se han dado un plazo de dos meses al termino de los cuales volverán a reunirse con el fin de realizar propuestas que deben mantenerse dentro de los límites de lo concreto. Todavía no es tiempo de aventurar por dónde o cómo quieren que crezca la ciudad, tan sólo se trata de decidir cuáles son sus prioridades dentro de lo que hoy está en vigor.
Precisamente para saber el punto de partida más exacto, el concejal de Urbanismo, Javier Nicolás, comenzaba rogando a los presentes, sin dirigirse a nadie en concreto, a ver si alguien consigue que la Consejería de Fomento aclare lo que pretende hacer con el barrio avanzado y con el suelo industrial del PP-11. Si no hay respuesta habría que meterlos tal y como están aprobados.
También informa que el diagnóstico del Casco Histórico redactado por Joan Busquet ya está en el Ayuntamiento desde el año pasado (fue encargado para actualizar el Plan Especial). Por último, agradece el trabajo del personal de Urbanismo y comunica que la intención es mantener esa línea, de manera que sólo contratará fuera la elaboración de documentos muy especializados.
En este mismo sentido, el jefe de los servicios técnicos de Urbanismo, Ignacio Álvarez Ahedo, hace su propio ruego a la Junta para que reconsidere la cantidad de documentación que exige en papel. Dice que el POM tendrá 800 planos, que cada uno cuesta seis euros y que habrá que hacer muchas copias a tamaño grande. En resumen, el gasto sólo en papel puede irse hasta 150.000 euros pero confía en que les eximan de tres cuartas partes que se pueden aprovechar de la documentación de 2007.
Ahedo hizo de guía por los 400 folios de la memoria informativa y dedicó más atención a tres puntos: población, afecciones y viviendas.