Page supera a Tolón y Alonso mejora los votos de Núñez

La Tribuna
-

Txema Fernández saca mejores resultados en la ciudad (3.505 votos) que García Molina en clave autonómica (3.477)

Page supera a Tolón y Alonso mejora los votos de Núñez

Las recientes elecciones han dejado claro que en Castilla-La Mancha los vientos son propicios al Partido Socialista. El presidente en funciones de la Junta, Emiliano García-Page, se ha hecho con la mayoría absoluta cuando todos los analistas políticos habían pronosticado que, con cinco partidos en busca del voto, éstas se habían acabado.
Milagros Tolón también ha visto cómo se superaban sus mejores previsiones en la capital regional. La primera alcaldesa en la historia de Toledo se marcó su techo en 11 ediles en la porra realizada para La Tribuna. Finalmente, las urnas la han deparado 12 concejales. No es mayoría absoluta, pero sí la abre la posibilidad de afrontar su segunda legislatura en solitario, sin necesidad de pagar ningún peaje en forma de pacto de gobierno.
Page y Tolón son, qué duda cabe, los grandes triunfadores de la pasada jornada electoral del 26-M en la capital de Castilla-La Mancha. Los socialistas fueron la opción más votada en prácticamente todos los barrios de la ciudad. Únicamente Santa Teresa se ha mantenido fiel al Partido Popular, pero incapaz de frenar su debacle en las urnas.
Cuando se trata de Toledo, Emiliano García-Page juega en campo favorable. Aquí ha protagonizado los mejores resultados de un alcalde socialista en las historia de la democracia, con 20.025 votos, y de nuevo el pasado domingo dejó claro su dominio en casa con 19.346 papeletas a su favor, el 44,48% de los votos autonómicos.
La cifra es incluso superior a la de Milagros Tolón y su victoria sin paliativos por la Alcaldía de la ciudad. La primera edil de Toledo ha cosechado 19.258 votos, lo que supone un 43,23% del total. Son 88 votos menos que Page, una distancia ínfima pero que deja al presidente regional como triunfador de la jornada a los puntos.
En la esquina del KO técnico queda el PP. La caída de los ‘populares’ en las urnas es preocupante, y Toledo no se ha librado a pesar de ser un feudo siempre favorable a sus intereses.
Con todo, de cara a la galería, lo cierto es que la candidata local, Claudia Alonso, ha salido bastante mejor parada que su ‘jefe’ regional. La toledana ha sumado 10.976 votos (25,21%) frente a los 10.563 (24,28%) del albaceteño. Son 413 papeletas de diferencia para la candidata autóctona. Por poca que sea la ventaja, que conste en acta para futuros análisis internos de un partido que merece una profunda reflexión.
También tienen mucho trabajo por hacer en Unidas Podemos. La dimisión en bloque de la cúpula del partido morado en Castilla-La Mancha ha abierto una crisis que evidencia el hundimiento del partido y a la que empiezan a sumarse ahora voces discordantes desde los distintos ‘círculos’ de Podemos, que empiezan a exigir cambios y una forma diferente de hacer política y vivir en confluencia con Izquierda Unida.
Por si sirve de algo, lo cierto es que, en Toledo capital, Txema Fernández ha sacado mejores resultados que su jefe José García Molina. El margen es mínimo, únicamente 28 votos. Otras tantas personas que al echar su papeleta prefirieron la opción local al antaño barón territorial del partido.
Unidas Podemos y Partido Popular son los únicos que rompen la dinámica de votos a su favor cuando se habla en clave local. Tanto Ciudadanos como Vox han experimentado mejores resultados en la capital de Castilla-La Mancha en las autonómicas que en las municipales.
Ciudadanos, cuyo cabeza de cartel regional por Toledo era David Muñoz, ha sumado en su lucha por la Junta 5.535 votos; mientras que Esteban Paños en  las municipales saldó su cuenta con 5.463 respaldos. Son un total de 72 votos de diferencia.
Por último, en Vox ha pasado tres cuartas partes de lo mismo. El candidato a la Junta ha terminado con más respaldos (3.744 votos) que el número uno de la lista a la Alcaldía, Alberto Romero, que se ha quedado en 3.604 respaldos en su debut electoral.