Cubelos y Peña logran plaza para el Mundial

R. J. F.
-

La cuarta plaza del talaverano y el vasco en la final del K2 1.000 metros en Duisburgo les da el pase para la cita mundialista del próximo mes de agosto en Szeged (Hungría)

Cubelos y Peña en Duisburgo. - Foto: L. T.

El talaverano Paco Cubelos y el vasco Iñigo Peña se quedaron a tan solo 60 milésimas del bronce en la final de K2 1.000 metros de la II Copa del Mundo en la modalidad de Esprint celebrada en Duisburgo (Alemania). Pero esa cuarta plaza final tuvo su recompensa como es el acceso al Mundial que se disputará en agosto en Szeged (Hungría) y que será clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
En cuanto a la final en esta Copa del Mundo, la Real Federación Española de Piragüismo indica en su página web que fue una regata en la que no estuvieron metidos en los puestos delanteros. El acreditado final con esa dosis de rapidez que imprimen el talaverano y el vasco les permitió recuperar algunas posiciones, «pero fueron insuficientes para alcanzar el podio, del que se quedaron a las puertas».
El olímpico talaverano indicó, a través de su cuenta de Twitter que «estuvimos cerca. Pero al final nos llevamos un cuarto puesto de esta Copa del Mundo, a tan sólo 6 centésimas de la medalla de bronce. No pudimos repetir las buenas sensaciones de la semifinal, pero aún así fuimos competitivos y luchamos con los mejores hasta el último metro».
Junto a esto, Cubelos precisó que «estamos contentos con nuestro rendimiento, pero con detalles que trabajar de cara a los próximos objetivos». Por descontado «nos quedamos siempre con lo positivo e intentamos mejorarlo».
Y no se marcharon, desde luego, de vacío de Alemania, dado que «hemos conseguido el objetivo con el que veníamos a esta Copa del Mundo: estar entre los seis primeros para clasificar directamente al Campeonato del Mundo, objetivo principal de la temporada». Hay que recordar que Cubelos y Peña son los vigentes subcampeones mundiales de K2 1.000 metros.
Por otro lado, sobre su quinto puesto en la larga distancia, K1.5.000 metros, manifiesta que lo consiguió «sufriendo, como siempre». Pero, aun así, «bastante contento para no ser especialista en la distancia y no haberla entrenado».