Todos ganan en la Campana de Oropesa

J.M.
-
Todos ganan en la Campana de Oropesa

Unos 600 espectadores acuden a la ceremonia de clausura de los Juegos de la Comarca en La Calzada. «El granito de arena es que la gente venga a los pueblos», dice el organizador

La Calzada de Oropesa albergó el pasado día 15 la ceremonia de clausura de la cuarta edición de los Juegos de la Comarca, una suerte de Juegos Olímpicos con la participación de municipios de La Campana de Oropesa. Unos 600 espectadores entre competidores y allegados se concentraron en la plaza para la entrega de las medallas de las 12 disciplinas organizadas desde el pasado 10 de marzo. Oropesa arrebató en esta ocasión el primer puesto a El Puente del Arzobispo, dominador en las tres ediciones primeras.
No obstante, el premio más codiciado recayó una vez más en Las Ventas de San Julián, la minúscula población de La Campana que más se vuelca con estas pruebas que pretenden ser una vindicación de este territorio muy afectado por la despoblación.
Así lo detalla a este diario el ideador de los Juegos de la Comarca, Ginés Montes, técnico de laboratorio y vecino de El Puente del Arzobispo que buscaba mezclar a las localidades del entorno. A fe que ha conseguido que los diez municipios participantes (Alcolea de Tajo, El Bercial, Azután, El Puente del Arzobispo, Torrico, Valdeverdeja, Oropesa, Lagartera, Herreruela de Oropesa, La Calzada de Oropesa y Las Ventas de San Julián) ganen identidad y atraigan durante tres meses a los hijos dispersos por otros rincones del país. «Nuestro granito de arena es que gente que vive fuera venga a los pueblos», afirma, consciente de que el freno de la despoblación sólo se puede conseguir mediante factores económicos y laborales.
«Hemos cumplido el objetivo por cuarto año. Se afianza cada vez más y se involucra más gente», concluye Ginés porque la organización de los Juegos de la Comarca supone un complejo puzle que requiere de delegados en cada localidad y un puñado de competidores dispuestos a representar a sus municipios. En total, han disputado las disciplinas unos 400 deportistas, que en algunos casos se han multiplicado para suplir la carencia de participantes. Hay que tener en cuenta que pueblos como Las Ventas de San Julián apenas tiene 250 empadronados.
De hecho, los organizadores han querido reconocer también con el premio nuevo al municipio más involucrado la evolución del seguimiento en las poblaciones. En este caso, han destacado a Herreruela de Oropesa. «Ha dado un salto de calidad este año», recalca sobre la última jornada de los Juegos de la Comarca en La Calzada de Oropesa, que albergó también ese día la prueba de natación y la de atletismo en un día trepidante de unión de la comarca.
Concluida esta cuarta edición, toca preparar la quinta. Los organizadores han asumido ya el objetivo principal de lograr el concurso de las otras tres localidades del entorno desmovilizadas en años anteriores. Así, la participación de Caleruela, Torralba de Oropesa y Alcañizo supone el principal desafío para 2020. «Buscamos la implicación de la gente de estos pueblos. Son pequeños y hay menos gente», concede Ginés.