«Habrá calles inundadas de gente compartiendo pasión»

Á. DE LA PAZ / yuncos
-

Entrevista a la alcaldesa de Yuncos, María José Gallego

«Habrá calles inundadas de gente compartiendo pasión» - Foto: David Pérez

El Congreso Nacional de Toro de Cuerda ha puesto a Yuncos en el mapa. ¿Qué impacto estiman para la localidad?
Se prevé, y son cifras más o menos reales según las reservas hoteleras, la gente que se ha acreditado y la ubicación perfecta que tenemos en el centro del país, una afluencia que podría superar las 50.000 personas. Vivimos además en una zona especialmente taurina y tenemos grandes localidades del sur de Madrid muy cerca. No recuerdo un evento de semejante envergadura en el municipio de Yuncos. Creo que no vamos a ser conscientes del alcance de este congreso hasta que no veamos nuestras calles inundadas de gente compartiendo una misma idea, una misma afición y una misma pasión. Los bares y las tiendas están muy implicados y colaborando activamente. Estamos muy contentos: cualquier posibilidad de reactivar la economía municipal es importante. Cuando a nuestros vecinos les va bien a nosotros también nos va bien.
Este festejo popular vincula a Yuncos con otros municipios alejados.
Soy muy taurina y comparto la pasión absoluta que nos une a todos con una maroma. Cuando Yuncos empezó a formar parte de la Federación del Toro de Cuerda se magnificó muchísimo más el significado que tiene el toro enmaromado en Yuncos. Es una forma de hermanarnos con otras ciudades que en esencia piensan lo mismo que nosotros, pero con sus propias peculiaridades y tradiciones habituales. El Congreso Nacional es una forma de aunar toda una cultura de un país. Los toros de este congreso son de ganaderías distintas, se han elegido que quince hierros distintos. Eso también ocurre con los pueblos: hemos contado con los más históricos, pero también con otros municipios que empezaron incluso más tarde que nosotros y que tienen el mismo empuje e ilusión.
El toro enmaromado de Yuncos ha rebrotado con una fuerza especial en los últimos años.
Si de algo estoy orgullosa y agradecida, y felicito a la Asociación Toro Enmaromado Yuncos, es del revulsivo que se le ha dado a nuestro festejo más tradicional. Comparado con otros municipios como podrían ser Chiva [Valencia] o Benavente [Zamora] el nuestro no es muy antiguo, pero se afianzó con mucha fuerza. Se mantenía en las fiestas de septiembre, pero una vez se creó la asociación y nos integramos dentro de la Federación Española de Toro con Cuerda la proyección, la mejora y la perfección que ha conseguido este festejo ha sido de un 200%.
Desde el punto de vista político, en la última legislatura, el cambio ha sido impresionante. Hemos conseguido que este festejo nuestro tan querido, parte de nuestra tradición, de lo que los yunqueros quieren y que estaba en una situación atípica dado que es un festejo popular con muchas particularidades, se incorporara específicamente desde el primer año de la legislatura al reglamento taurino de Castilla-La Mancha. A partir de ahí, todo imparable. Después conseguimos la inscripción como festejo de particular interés. Y posteriormente, se preparó junto a la asociación un dossier inmenso para convencer a Emiliano García-Page para que nos declarara Fiesta de Interés Turístico Regional.
Alude a la labor que ha venido realizando la asociación. Son alrededor de 900 socios, uno de cada doce yunqueros.
Son muchísimos socios, la del toro enmaromado ya está a la par con la Hermandad de la Virgen del Consuelo como la asociación más numerosa. Pero es que incluso quien no es socio, comparte también esta afición. Hace un año y medio, a raíz de la declaración como Fiesta de Interés Turística Regional, hicimos una encuesta desde el Ayuntamiento para ver la valoración que se tenía de ella. Y además de las prioridad básicas, como son el empleo, los servicios municipales de limpieza o las infraestructuras, nuestro toro enmaromado quedaba en un lugar muy destacado.
¿Hay espacio para soltar más toros que los tres actuales, uno por San Blas y dos en las fiestas patronales?
Las dosis buenas en cajita pequeña saben muy bien. El año pasado, coincidiendo con el 75 aniversario de la talla de la virgen del Consuelo, se incorporó un toro más. Yuncos está muy hermanado: en este congreso no sólo hablamos de toro, hablamos también de cultura. En las actividades del congreso están todas las asociaciones de Yuncos representadas. Habrá exposiciones artísticas, charlas, coloquios, eventos musicales y la exposición itinerante que trae la propia federación del toro de cuerda. La historia de Yuncos estará presente, también la historia de Toledo, hasta donde hay previstas visitas guiadas.
¿Cómo se va a coordinar la seguridad durante esos días?
Desde hace seis meses venimos celebrando reuniones periódicas con la Subdelegación del Gobierno y la Guardia Civil, a quien agradezco el respaldo que nos dan, para coordinar la seguridad. Además, incluiremos efectivos de nuestra Policía Local y la colaboración de las agrupaciones de Protección Civil de las distintas localidades de la zona. Además, hemos contratado seguridad privada. En cualquier caso, soy muy optimista. Hemos visto en otros congresos que los incidentes son mínimos. Se trata de fiestas muy familiares: la gente se mueve en familia y disfruta de su pasión.
El respaldo de la Junta y la Diputación provincial para este evento ha sido muy importante. Y ejemplos de tan buena comunión entre un equipo de Gobierno y la asociación local del toro de cuerda como tenemos en el caso de Yuncos se cuentan con los dedos de la mano.
Yuncos: epicentro del festejo popular.
Este será el decimosexto Congreso Nacional del Toro de Cuerda y es la primera vez que Yuncos lo organiza. Se ha generado mucha expectación y tenemos un respaldo mayoritario. Igual que Cuenca presumió durante el congreso de 2018 de la belleza del entorno urbano por el que se soltaban las reses, aquí hemos lo hemos centrado en la presentación de animales. El nivel que tienen los astados no se ha alcanzado en ningún congreso anterior.