Guarrazar, premio Hispania Nostra

C.M
-

El yacimiento arqueológico dirigido y gestionado por el arqueólogo Juan Manuel Rojas ha sido reconocido por la institución en la categoría de conservación de Patrimonio como factor de Desarrollo económico y social, destacando su vertiente didáctica

Guarrazar, premio Hispania Nostra

El galardón recibido por parte de una «institución de este prestigio» es, asegura Juan Manuel Rojas, «un espaldarazo al futuro desarrollo del proyecto» y, también, «un reconocimiento a todas las personas que, de una manera u otra, han apoyado este trabajo a lo largo de estos años». El arqueólogo hacedor de un parque arqueológico proactivo con el entorno en el que se ubica y destacable en el ámbito de la investigación y el conocimiento, declara que ha recibido con «mucha ilusión» esta distinción porque «más allá de la satisfacción personal» entiende que se valora un esfuerzo sustentando «en un sentimiento filantrópico».
Porque Rojas ha invertido su talento, su tiempo y su capital en recuperar un espacio de reconocido valor histórico, arqueológico, paisajístico y medioambiental para «que pueda ser percibido y conocido por la sociedad». Lo que, teniendo en cuenta la importancia de las menciones y atenciones conseguidas por parte del el CSIC, la Universidad Trás-os-Monte e Alto Douro de Portugal, la Fundación alemana Eleonora-Schamberger, la Fundación Palarq, o la revista 'Historia de National Geographic', va a posibilitar que el  yacimiento arqueológico de Guarrazar «continúe por muchos años y, con él, la sociedad del futuro pueda seguir beneficiándose de él». Porque, indica, «este director pasará».
Sobre los méritos tenidos en cuenta por Hispania Nostra - asociación sin ánimo de lucro española declarada de utilidad pública, que tiene como finalidad la defensa, salvaguarda y puesta en valor del patrimonio cultural y natural de España- para otorgar su premio al citado lugar, se ha considerado que el proyecto desarrollado en Guarrazar ha recuperado un yacimiento que se puede considerar excepcional dentro de la época que comprende el reino visigodo de Toledo, y que se encontraba totalmente abandonado y sin que se realizara ningún tipo de actuación. También se valoran las características del proyecto, ya que además de las excavaciones encaminados al descubrimiento, conservación, estudio y difusión de los hallazgos arqueológicos, se ha realizado un esfuerzo de adecuación del espacio para que se pueda cumplir uno de los objetivos principales del proyecto. Tales como la puesta a disposición de la sociedad de ese patrimonio.


Accesibilidad y Sostenibilidad. Y todo ello se ha realizado con criterios de accesibilidad y sostenibilidad económica y medioambiental que han tenido en cuenta la ‘accesibilidad cultural’ para que todas las personas que visiten el yacimiento puedan recibir y comprender la información dispuesta para su transmisión. Todas las visitas son guiadas con explicaciones adaptadas a los niveles culturales o de edad.
Dentro del citado carácter, destaca que se ha buscado que la inversión tuviera el coste mínimo imprescindible y que, con ello, hubiera un menor consumo energético y de contaminación posible. Aunque el control del gasto suele ser fundamental para hacer sostenible cualquier proyecto, en el caso de Guarrazar ha sido del todo imprescindible.
La sostenibilidad medioambiental se ha conseguido con el empleo de recursos locales, minimizando o prescindiendo de la compra de materiales y productos que no se consideraban imprescindibles. De ahí que al haber recurrido a la contratación de empresas de la localidad y de la comarca (Montes de Toledo), además de haber minimizado el consumo energético y la contaminación en transporte, también se ha favorecido la economía de algunos sectores de esas poblaciones.  
No olvida apreciar el jurado de estos premios, que para cumplir los objetivos principales de este proyecto, se está realizando una intensa labor de difusión directa e indirecta, en especial  la dirigida a escolares con adaptación a diferentes edades y niveles de conocimiento.