El PP exige a los diputados de Page votar contra ERC y Bildu

La Tribuna
-

Núñez apunta al presidente regional y asegura que si quiere parar los pactos sobre la ley Celaá y los PGE lo tiene «muy fácil» y sólo ha de dar la «orden» a sus nueve diputados nacionales

Paco Núñez, líder regional del PP - Foto: Yolanda Lancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha afirmado que «no vamos a apoyar la reforma educativa» contra la educación concertada y especial, defendiendo la calidad educativa, el mérito y el esfuerzo o no relegar que el español sea lengua vehicular de la educación. «Vamos a dar la batalla para que la Ley Celaá no siga su curso y que esa reforma educativa, que quiere castigar el futuro de las próximas generaciones, no vea la luz».
Igualmente, Núñez ha destacado que «no creemos en la subida de impuestos que Sánchez y Page quieren plasmar», sino que «creemos que es fundamental bajar la carga impositiva a los españoles y a los castellano-manchegos» para mejorar la economía del futuro.
El líder regional del PP ha aseverado que el suyo es un partido «unido y que cree en España», ya que «nos mueve la vocación de servicio público a un gran país como es España» y que cuenta con unos equipos de «gente capaz, inteligente y preparada que está permanentemente presente en todos los territorios».
«Que ni un solo español tenga la más mínima duda que aquí está el PP para dar la cara y afrontar cualquier situación que sufra el país, por muy hundido que deje el PSOE a España y a Castilla-La Mancha, el PP no se va a achantar», ha incidido.
Por ello, ha instado a «ensanchar el partido» y buscar «a todos los que se fueron», ya que todo el partido, desde la dirección nacional y hasta el último rincón de España, quiere contar «con todos», y «todo el que quiera trabajar por España tiene en el PP su lugar».
Núñez se ha dirigido a quienes forman «la gran familia del PP», afirmando que ha llegado el momento «de no esconderse» y salir a la calle para hablar con cada vecino con el objetivo de trasladar el mensaje del PP y explicar que el partido cuenta con un «líder sólido, inteligente, capaz, con ideas claras, íntegro y con valores como es Pablo Casado», que es la alternativa al desgobierno de Sánchez e Iglesias.
El PP, según ha incidido Núñez, es un partido moderado frente «a la radicalidad por la que ha optado el PSOE», ya que nosotros «ni pactamos con ERC, ni con Bildu, ni con Podemos» porque «huimos de esos radicalismos extremos». Tampoco el PP pactará indultos a los golpistas, la reducción de las penas para quienes han querido dar un golpe de Estado en Cataluña, con los herederos de ETA o con los socios de Maduro.
«El pacto de Gobierno que quiere liderar el PP es con los españoles y con los castellano-manchegos, mientras que otros pactan con Bildu y ERC, Casado pacta con los españoles. Y yo quiero pactar con el conjunto de la sociedad castellano-manchega, que es la razón de ser de este partido», ha concluido Núñez.