Homenaje de su pueblo a un cervantista

J.M.
-
Homenaje de su pueblo a un cervantista

Ángel Sepúlveda fue investido ayer en La Puebla de Almoradiel como Alcalde de Casa y Corte, un reconocimiento a su labor investigadora vinculada al municipio manchego

La Puebla de Almoradiel invistió ayer a Ángel Sepúlveda, de 97 años, como Alcalde de Casa y Corte por la labor cultural y la divulgación por sus abundantes trabajos en defensa del cervantismo en este municipio. «Se crea la figura con él», comentaba a este diario uno de los organizadores del III Congreso Internacional ‘Cervantes en el Origen’. Jorge Jiménez. El propósito es contribuir a la aportación cultural «en letras mayúsculas» para demostrar la viveza de un municipio atacado por la despoblación que hasta ahora no ha explotado el vínculo con Miguel de Cervantes.
«Lo he recibido con mucha emoción porque llevo toda la vida proclamando que La Puebla de Almoradiel es el lugar de la Mancha y he dado 35 razones», explicó Ángel a este diario horas antes de la investidura y añadió que está gratamente sorprendido por este reconocimiento en uno de sus dos pueblos de referencia; el otro, Quintanar de la Orden. «Quiero poner todo mi corazón en esas palabras porque me emociono», apuntó sobre el discurso de investidura.
Ángel Sepúlveda, natural de La Puebla de Almoradiel, nació en 1921. Licenciado en Derecho en 1949, ejerció la abogacía en Quintanar de la Orden, población de la que fue alcalde en los años sesenta. Fuera de esa labor profesional, dedicó su vida a la investigación como cervantista. Sus teorías han versado en torno a la localización del ‘lugar de la Mancha’ que omitió Cervantes en el Quijote y que Sepúlveda ha identificado con La Puebla de Almoradiel. Supuesto que ha defendido en diferentes círculos y publicaciones.
De igual modo, sus investigaciones le han llevado a ahondar en el conocimiento de los Villaseñor, hidalgos naturales de Miguel Esteban pero presentes en toda La Mancha, también en La Puebla de Almoradiel, y que constituyen la principal vinculación de Cervantes con esta comarca a través del Persiles. Estas contribuciones al engrandecimiento como villa y como comarca han sido estuadiadas por Sepúlveda de manera altruista, sin recibir ningún tipo de premio o pago por parte de este municipio, tal y como resalta el Ayuntamiento. Por eso, el Consistorio agradeció con el nombramiento el desinteresado trabajo mediante la concesión del Premio Ximénez Ortiz 2019 que le convierte en el primer Alcalde de Casa y Corte.
El organizador Jorge Jiménez hizo hincapié en el esfuerzo denodado de Sepúlveda por vincular este municipio manchego con la obra de Cervantes, por eso la consecución del título de Alcalde de Casa y Corte, una reminiscencias de los altos cargos de la monarquía española. Este reconocimiento oficial toma en consideración el linaje de los Ortiz, en el cual destaca Agustín Ximénez Ortiz (1527-1594), quien encarna la importancia de toda su familia en este reconocimiento. Este licenciado y funcionario era hijo del doctor Martín Ortiz, oidor de la Real Chancillería de Granada y Alcalde de Casa y Corte de Carlos V, quien tuvo tres hijos en La Puebla de Almoradiel y fundó en la iglesia parroquial de San Juan Bautista la capilla donde se enterró su familia y en la que actualmente se venera a la Virgen de Palomares. Además, en cuanto al patrimonio local, Ximénez Ortiz interesa a La Puebla de Almoradiel por descender también de Juan López de Cañizares, fundador de la ermita de Nuestra Señora del Egido y el hospital anejo.
Agustín Ximénez Ortiz ocupó varios cargos de relevancia, entre ellos el de Alcalde de Casa y Corte de Madrid en los años en que se levanta la actual Plaza Mayor. A su gestión se debe no sólo la construcción de este monumento del que se ha celebrado recientemente el quinto centenario, sino también que Miguel de Cervantes quedara en España y no desembarcara en América al denegar la solicitud hecha por su padre, Rodrigo de Cervantes.
Esta significación cervantina es mucho mayor, y en la familia hay personajes que recuerdan esos tintes literarios de una comarca muy vinculada con el escritor alcalaíno, pues no sólo uno de sus sobrinos protagonizó una peculiar batalla contra los molinos de El Toboso a finales del siglo XVI, sino que entre aquellos que llegaron desde Burgos se encontraba un Juan Ortiz al que apodaban ‘de la Mancha. Además los Ortiz emparentaron con los Villaseñor, familia de hidalgos muy presentes en la comarca que aparecen en el Persiles y que constituyen todo un eslabón entre esta comarca de La Mancha y Cervantes.
El reconocimiento a Ángel Sepúlveda es oficial y no incluye remuneración. En el acto, recibió un elemento simbólico, concretamente un bastón de mando como gesto a ese honor. El galardonado leyó un discurso emocionado sobre su labor investigadora que ha aportado razones para creer que el Quijote procedía de La Puebla de Almoradiel.