Caen un 34,5% las demandas de cláusulas suelo en Toledo

M.G
-
Caen un 34,5% las demandas de claúsulas suelo en Toledo - Foto: David Pérez

El Juzgado número 1 y de lo Mercantil recibe 828 demandas en este trimestre y resuelve cerca del millar. El año puede finalizar con más de 3.300 asuntos relativos a estas cláusulas abusivas

sta semana ha entrado en vigor la Ley Hipotecaria que excluye las cláusulas suelo, entre otras medidas, y ayudará a mejorar la relación de los clientes con los bancos. Una buena noticia cuyos efectos se notarán a la larga, ya que los tribunales siguen recibiendo un aluvión de demandas que terminan lastrando la actividad judicial por falta de medios a pesar de contar con juzgados especializados o medidas de refuerzo. 
En este caso, la provincia de Toledo también destaca por sus altas cifras y por la necesidad de que el Ministerio de Justicia conceda más medios para hacer frente a este tipo de acciones relacionados con las cláusulas abusivas de los contratos hipotecarios.
La materia recae en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Toledo, que abarca también los asuntos mercantiles, a pesar de que la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial  posibilitó hace tres años que las demandas relativas a las cláusulas suelo pasaran a los juzgados civiles para ganar en agilidad, pero lo cierto es que en Toledo sigue manteniendo la competencia el número 1 a pesar de la sobrecarga de trabajo diario.
El informe trimestral sobre ‘los efectos de la crisis económica en los juzgados’ del Consejo General del Poder Judicial destaca que este tribunal ha ingresado 828 demandas de cláusulas abusivas entre enero y marzo, una cifra más moderada en comparación con trimestres anteriores. Si bien, la mayor disminución se encuentra en la variación interanual, ya que se advierte una rebaja del 34,5% en el número de asuntos ingresados. Sin embargo, si se compara con el cuarto trimestre de 2018 la reducción es mucho menos significativa porque únicamente se contabilizan 47 demandas menos.
El ritmo de resolución es alto, pero no se puede dar salida a tantos asuntos  a pesar de los refuerzos, con lo que aún se encuentran en tramitación un total de 4.520 demandas, con lo que ya se puede lanzar una previsión y decir que este año las cláusulas suelo volverán a protagonizar buena parte de la actividad judicial pese a que el volumen se ha amortiguado algo en comparación con ejercicios anteriores, ya que el primer semestre  de 2018 ya arrojó aproximadamente 7.000 demandas, una cifra que ya anunciaba el colapso del juzgado, «un disparate», como también ha apuntado varias veces el magistrado titular de este juzgado, Juan Ramón Brigidano, también juez decano de Toledo, ahora en funciones.
La doctrina del Tribunal Supremo, que declaró en 2013 que si se determinaba que una cláusula suelo era abusiva el banco debía reintegrar la cantidad cobrada, está motivando que un importante número de afectados acuda a los tribunales a buscar respaldo pese a que quedó claro que no tendría carácter retroactivo y los afectados que ya habían recibido sentencias antes del pronunciamiento del Supremo no recibirían indemnización.
más actividad. El ritmo de resolución varía unos trimestres a otros. En lo que va de año apenas hay acúmulo de demandas, salvo  las 146 que todavía tienen que tramitarse porque con los medios personales actuales no se puede actuar con mayor rapidez. Sin embargo, se detecta que el año anterior la resolución no fue tan efectiva, sobre todo en ese primer trimestre, ya que el juzgado dejó pendientes  poco más de 700 demandas y únicamente resolvió 559 en tres meses. 
De momento, la estadística indica que las cláusulas suelo están ofreciendo cierto respiro por la bajada del número de demandas. Aun así, si los números de este primer trimestre se mantienen a lo largo de 2019 el año podría cerrar con más de 3.300 demandas presentadas, a las que habría que sumar las que queden pendientes a finales de año, que tampoco suelen ser pocas, ya que 2018 cerró con 4.666 asuntos en trámite.