La Federación Vecinal queda en manos de una gestora

J.Monroy
-

Las distintas asociaciones rechazan la propuesta de Eva Perea de incluir a Helena Galán como secretaria y buscarán una solución a la pérdida de protagonismo vecinal en la ciudad

La Federación Vecinal queda en manos de una gestora - Foto: Á“scar Huertas Fraile

La solución no dejó contento a nadie, pero al menos, apuntaron desde la Asociación de Vecinos El Tajo, una de las promotoras de la decisión, se ha tomado la alternativa menos mala, y quizás se haya salvado a la Federación de Asociaciones de Vecinos ‘El Ciudadano’. Porque después de una reunión muy tensa, quince de las diecisiete asociaciones presentes en la asamblea extraordinaria de la Federación del pasado miércoles votaron por relevar a los cuatro cargos unipersonales por una comisión gestora, que en el mínimo tiempo posible tendrá que buscar a nuevas personas que se hagan cargo, para que la Federación continúe trabajando.
La intención que tienen todos, apuntan ahora fuentes de la gestora, es que la Federación siga funcionando, «porque creemos que es necesaria». El próximo día 2 habrá la primera reunión de la gestora, compuesta por un miembro de cada asociación, en la que posiblemente se trate con los cargos unipersonales salientes de hacer un relevo en cuentas y proyectos.
La Asamblea. La propuesta que la hasta entonces presidente, Eva Perea, llevó a la Asamblea pasaba por relevar al vicepresidente, Jesús Martín, y al secretario, Jesús Patiño, proponer sus relevos y poner en marcha un plan de trabajo. No fue hasta casi el final del encuentro, una vez revocados los cargos, cuando puso sobre la mesa lo que era un secreto a voces, que su propuesta pasaba por incluir a la hasta ahora concejal de Participación Ciudadana, Helena Galán, como secretaria de la Federación. El cuarto cargo (se mantenía Antonio Arias como secretario económico) en principio se tendría que escoger con el tiempo. Aunque varias asociaciones han señalado (Perea no lo ha confirmado) que en realidad quería presentar a Inmaculada López (expresidente de El Tajo), pero al conocerse esta opción, se podría haber retirado por el miedo al contundente rechazo por parte de algunas asociaciones.
Así que se desarrolló el orden del día propuesto por El Tajo y apoyado por un buen número de asociaciones. Este pasaba por hacer un análisis de la situación actual de la Federación, revocar los cuatro cargos unipersonales y elegir una gestora que se hiciera cargo de la Federación. Durante el desarrollo de la Asamblea hubo diversos enfrentamientos y acusaciones.
En el análisis de la situación, las diversas asociaciones apuntaron en el sentido de que la Federación había perdido presencia y su influencia en la ciudad. ‘El Ciudadano’ debería haber intervenido en cuestiones como el amianto, los embotellamientos en el Polígono con el nuevo hospital, o la carencia de un plan de transporte. Son «cuestiones que han afectado a la ciudad, y la Federación ha estado parada por completo». De esta forma, «se ha perdido una oportunidad de oro en la campaña política, durante la que no ha habido ni una reunión de los partidos políticos con la Federación, que ha pasado desapercibida por completo».
Algunos llegaron a apuntar que podría ser que ‘El Ciudadano’ haya estado estos meses demasiado influenciada por los partidos políticos «con los tentáculos muy largos». Al final, una de las cuestiones que se plantearon con vistas a los nuevos cargos unipersonales fue que los partidos políticos no pueden estar dentro de la Federación. Una cosa es que la Federación haga política y otra que los partidos se metan dentro de la misma.