La profundidad del pantano dificulta la búsqueda

Redacción
-

Las labores de rescate se suspendían a las ocho de la tarde del lunes para retomarlas en la mañana de ayer, aunque sin éxito.

Lugar en el que se están desarrollando las labores de búsqueda. - Foto: Cedida

Después de dos días de búsqueda del vecino de Consuegra desaparecido en la tarde del domingo en las aguas del pantano de Cíjara, en el municipio pacense de Helechosa de los Montes, los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil incorporaba ayer martes a sus labores una cámara subacuática para lograr un trabajo «más efectivo». Y es que, la profundidad de la zona de búsqueda está dificultando mucho el trabajo de los equipos de rescate de este vecino de Consuegra, de 45 años, que cayó al agua de su embarcación para rescatar al hijo de su pareja, ambos -madre e hijo, de 8 años- en buen estado.
La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, incidía ayer en la dificultad del trabajo debido a la profundidad del pantano, puesto que están buscando en zonas con más de 18 metros de profundidad pero matizaba que «no vamos a parar en la búsqueda de esta persona».
Las labores de rescate se suspendían a las ocho de la tarde del lunes para retomarlas en la mañana de ayer, aunque sin éxito. Alrededor de 25 personas trabajan forman parte de un operativo en el que  trabaja el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil y en el que colaboran Bomberos y Cruz Roja.
Este hombre desaparecía a las 17,25 horas del domingo, cuando salían en una embarcación a cierta velocidad  provocando que el menor -que viajaba con él y su madre, la pareja del desaparecido y vecina de Madridejos- cayera al pantano. La madre se tiró instintivamente a rescatar a su hijo y también el vecino de Consuegra. Sin embargo, mientras madre e hijo fueron rescatados por los ocupantes de una embarcación cercana no pudieron hacer lo mismo con el hombre al que ya ni vieron.