Premio a la intimidad de la Historia de Toledo

I.G.Villota
-
Premio a la intimidad de la Historia de Toledo - Foto: David Pérez

La Sala Capitular del Ayuntamiento alberga la entrega de premios a los ganadores del concurso de patios toledanos del Corpus de 2018. El presidente de la asociacióndestaca la generosidad de los propietarios que abren sus casas

Son espacios especiales. Parte del patrimonio de Toledo. Y se merecen un premio. Sobre todo aquellos propietarios generosos que durante la Semana Grande de la ciudad, con motivo del Corpus, abren las puertas de su casa y permiten la visita a sus patios. La Sala Capitular albergó la tarde de ayer la entrega de premios a los ganadores del concurso de patios toledanos del Corpus de 2018. Un acto que se celebra semanas antes de que la fiesta se vuelva a celebrar y cuando las calles del Casco ya lucen engalanadas con toldos y faroles.  
La concejala de Turismo, Rosana Rodríguez, y la edil de Cultura, Nuria Cogolludo, ejercieron de maestras de ceremonias del evento, en uno de sus últimos actos públicos como concejalas, dado que no iban en la lista electoral del PSOE el pasado 26 de mayo y, por tanto, no repetirán en el cargo.
Ambas se mostraron emocionadas y agradecidas y destacaron la importancia de los patios y de quienes los conservan y nos permiten visitarlos. Lo hicieron acompañadas por el presidente de la Asociación de Amigos de los Patios de Toledo, Andrés León, quien explicó que la entidad está cerrando las bases para el concurso de este año y espera más participantes para engrandecer aún más la fiesta.
También hizo balance, enfatizando en que la asociación cuenta con actividades durante todo el año, no solo con motivo del Corpus, dado que han abiertos sus patios también para eventos como las Noches Toledanas o el festival internacional de poesía Voix Vives.
Asimismo, tuvo palabras de agradecimiento para los artistas que ofrecen conciertos y recitales en los patios de manera altruista, un papel fundamental, dijo. «Lo hacen porque aman a esta ciudad», comentó.
Por su parte, Rosana Rodríguez destacó el «valor patrimonial increíble» de los patios con sus columnas, aljibes, artesonados y yeserías, incidiendo en que «lo más importantes es el alma que tienen estos espacios silenciosos donde ha tenido lugar la evolución de nuestra ciudad». «Han contribuido a la configuración de nuestras costumbres y al imaginario colectivo toledano», dijo.
La concejala subrayó que los patios con «algo más que un elemento urbanístico de la ciudad» añadiendo que son «vuestra intimidad, la de vuestras casas, pero también la intimidad de la historia de Toledo».
En el acto se entregaron menciones honoríficas, reconocimientos a la fidelidad de algunos vecinos que llevan años abriendo sus patios, así como menciones especiales a aquellos patios que dedicaron alguno de sus rincones a homenajear el Corpus toledano
De otro lado, se hizo entrega de unas placas conmemorativas a todos los colaboradores del año pasado, además de reconocer la labor de los voluntarios. Y en unos días, los patios volverán a estar abiertos para nuestra fiesta grande.