Alonso: «Toledo está mal y el Casco de Toledo está muy mal»

La Tribuna
-

La portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento de Toledo apremia al equipo de Gobierno a diseñar medidas pasa salvar al sector empresarial del Casco. Considera imprescindible llevar a cabo rebajas y exenciones fiscales

Alonso: «Toledo está mal y el Casco de Toledo está muy mal»

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Toledo, Claudia Alonso, mantuvo ayer una reunión junto a los concejales del Grupo Municipal Popular y al presidente regional del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, con la asociación de comerciantes del Casco Histórico de Toledo Distrito 1 para conocer el estado del sector económico y empresarial en esta zona de la ciudad tras los dos meses que han tenido que echar el cierre y en un momento como el actual en el que pueden abrir pero en las peores condiciones posibles.
En este sentido, durante el encuentro, Alonso escuchó las necesidades y problemas a los que ahora se enfrentan los establecimientos del Casco, «que están sufriendo más si cabe que otros negocios las consecuencias de la crisis». «Es imprescindible concienciarse de que Toledo está mal y el Casco de Toledo está muy mal», aseguró Alonso, apuntando que solo asumiendo esta realidad se podrá dar respuesta al problema desde las administraciones públicas, principalmente desde el Ayuntamiento.
«La ciudad y de manera muy especial el Casco están diseñados para dar servicio a los 3 millones de turistas que nos visitan cada año y que este año no van a hacerlo, pues hemos perdido ya la temporada de primavera», advirtió Alonso, quien apremió al Gobierno municipal a poner en marcha «de una vez un plan de choque con medidas reales y concretas que salven del hundimiento la economía local».
La portavoz popular recordó que el PP presentó «hasta 50 medidas para reactivar la economía, con propuestas de rebajas y exenciones fiscales, campañas de promoción, líneas de subvenciones al comercio y a la hostelería y ayudas a pymes y autónomos que llevan meses sin un solo ingreso».
Asimismo, para Alonso además de estas medidas que deben hacerse de forma «urgente», es necesario empezar a diseñar «estrategias a medio plazo para afrontar un eventual cambio de modelo social y económico derivado de la pandemia que perjudique al turismo. «Hay que estar preparados para redefinir el modelo actual para reactivar la economía de la ciudad y del Casco y salvar nuestro tejido empresarial», reclamó.