Los hosteleros no descartan la ampliación de terrazas

I.G.Villota
-

La Asociación de Hostelería se lo ha pedido al Ayuntamiento de Toledo e incluye una posible ampliación en la circular enviada a sus asociados con las instrucciones para reabrir. La ciudad cuenta cuenta con 861 locales y 220 licencias de terraza

Los hosteleros no descartan la ampliación de terrazas - Foto: Yolanda Lancha

La Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Toledo (AHT) no descarta que el Ayuntamiento de la ciudad conceda un permiso excepcional a los establecimientos hosteleros para ampliar el espacio de terraza y así intentar hacer viables sus negocios . Una de las medidas principales de la fase 1 de la desescalada, que podría arrancar el 11 de mayo si lo autoriza el Gobierno, es la reapertura de las terrazas con un 50 por ciento de las mesas.
La ciudad cuenta con un total de 861 bares, cafeterías o restaurantes y unas 220 licencias de terraza, esto es, una cuarta parte del total podrían ponerse en marcha aunque con unas condiciones muy alejadas de las normales.
La entidad ha pedido al Consistorio capitalino que dé más espacio a las terrazas, «en la medida de las posibilidades» y sabiendo que se trata de una medida «excepcional», al indicar que para muchos locales en inviable ponerse en marcha con la mitad de sus terrazas. Una petición que han cursado asociaciones de otras ciudades de España y que están estudiando otros ayuntamientos como el del Madrid, Barcelona, Gijón, Vitoria o Jaén, entre otras.
La AHT ha enviado una circular interna a sus asociados, con las instrucciones para reabrir en la fase 1, que podría arrancar este lunes 11 de mayo si el Gobierno da el visto bueno a la petición de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. En esta circular deja la puerta abierta a una posible ampliación excepcional del espacio de terrazas.
El documento indica que se autoriza la reapertura al público de las  terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración limitándose al 50 de las mesas permitidas «en el año inmediatamente anterior en base a la correspondiente licencia municipal». «En todo caso, deberá asegurarse que se mantiene la debida distancia física de al menos dos metros entre las mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas», añade.
El texto también indica que «en el caso de que el establecimiento de hostelería y restauración obtuviera el permiso del Ayuntamiento para incrementar la superficie destinada a  la terraza, se podrán incrementar el  número de mesas previsto en el  apartado anterior, respetando, en todo caso, la proporción del cincuenta por ciento entre mesas y superficie disponible y llevando a cabo un incremento proporcional del espacio  peatonal en el mismo tramo de la vía pública en el que se ubique la terraza».
También recuerda que «se autorizan las reuniones en las terrazas de  los establecimientos de hostelería y restauración de hasta un máximo de  diez personas por mesa o agrupación de mesas. La mesa o agrupación  de mesas que se utilicen para este  fin, deberán ser acordes al número de personas, permitiendo que se respeten la distancia mínima de seguridad interpersonal».
La circular también informa de las medidas de higiene y prevención en el servicio de terraza, así como las medidas de seguridad para el personal del establecimiento.
Representantes de la asociación participaron ayer en una videoconferencia con la Consejería de Sanidad para abordar los borradores antes la posible reapertura de las terrazas este lunes si la comunidad autónoma pasa a la fase 1 de la desescalada.
Algunos ejemplos. Hace unos días el Ayuntamiento anunciaba que daría más espacio a estas instalaciones para que las mesas puedan estar más separadas, lo que permitirá que la mayoría de bares y restaurantes puedan mantener las que tenían antes de la pandemia, además de rebajar un 75 por ciento la tasa que pagan por ellas.
El Ayuntamiento de Jaén estudiará caso por caso la ampliación excepcional del espacio para las terrazas como medida de apoyo al sector hostelero y el de Gijón les permitirá ampliar la superficie un cien por cien para que no pierdan ninguna mesa de las permitidas en su licencia, al verse limitada su ocupación al 50 por ciento en esta fase de la desescalada.